El ministro de Defensa, Agustín Rossi, encabezó esta mañana la ceremonia de despedida del contingente de cascos azules número XXII que integrará la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH). En las instalaciones del Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (CAECOPAZ), en Campo de Mayo, el funcionario saludó a los efectivos que cumplirán funciones en el Hospital Militar Reubicable de la Fuerza Aérea, ubicado en la ciudad de Puerto Príncipe: “Una vez más, reafirmamos nuestro compromiso con la paz al participar en las misiones de la ONU”.

Asimismo, Rossi aseguró que “el respeto entre los países tiene que ser la base para la construcción del lugar donde queremos vivir”, al tiempo que destacó: “Cada soldado desplegado en estas misiones representa a través de su trabajo a nuestras FFAA, a su país y al conjunto del pueblo argentino”.

El contingente está integrado por 61 militares, entre ellos 22 mujeres, que se desempeñarán en el país caribeño durante seis meses. Recordamos que el mencionado nosocomio permanece en servicio tras la decisión de la ONU de reducir la presencia de cascos azules en Haití.

Más de 12.600 hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas participaron durante 10 años ininterrumpidos en la MINUSTAH, obteniendo un importante reconocimiento internacional por su labor y compromiso.

Además, en la jornada se dejó inaugurada la refacción a nuevo de la cocina y el depósito de víveres de CAECOPAZ.

Estuvieron presentes en el acto el secretario de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias, Roberto Corti; el subsecretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Roberto De Luise; junto a los jefes de la Armada, almirante Gastón Erice; de la Fuerza Aérea, brigadier general Mario Callejo; y del Comando Operacional de las FFAA, general de división Hugo Bossert.