El senador por el departamento San Cristóbal celebró el triunfo de la fuerza Cambiemos con Mauricio Macri a la cabeza durante la víspera. Reclamó mayores recursos para la provincia.

Felipe Michlig (Radio Eme)

 

El senador por el departamento San Cristóbal Felipe Michlig se mostró satisfecho por los resultados electorales de la víspera que consagraron a Mauricio Macri (Cambiemos) como presidente electo de la Nación. “Estamos muy contentos, con una gran expectativa de que, a partir del 10 de diciembre, comience el verdadero cambio en la República Argentina. De hecho, ayer ya ha comenzado. El hecho de lograr una alternancia después de 12 años de gobierno monocolor, el hecho de que por primera vez en 100 años va a gobernar un ingeniero y vamos a tener otro ingeniero en la provincia (Miguel Lifschitz) y podrán trabajar más en conjunto para darle las mejores respuestas a los santafesinos”, esgrimió el legislador esta mañana en diálogo con Radio Eme.

 

En el marco de la entrega de diplomas a los presidentes comunales electos, el dirigente radical ponderó que “se abra una nueva expectativa, una nueva instancia donde primer el diálogo, donde bajemos los decibeles y terminemos con la confrontación, la crispación, con la discriminación, con la discrecionalidad en la utilización de los fondos públicos”. Para Michlig resulta de suma importancia que “los santafesinos no sigamos siendo discriminados como lo veníamos siendo hasta este momento. No hemos recibido nada en ocho años”.

 

A propósito, remarcó que Santa Cruz “recibía $ 17.000 per cápita por obra, y Santa Fe apenas 1200. Eso significa una falta de recursos para mejorar la calidad de vida de la gente. Nuestro gobernador (Antonio Bonfatti) estuvo cuatro años pidiendo reunirse con la presidenta y nunca fue recibido. Esto es lo que queremos que cambie”.

 

Por último, el senador expresó su deseo de “hacer un país federal, donde prime el diálogo, donde trabajemos muy fuertemente Nación, provincia, gobiernos locales y la sociedad en su conjunto contra el narcotráfico”. En definitiva, “una nueva forma de gestionar y de comprender que la verdad la construimos entre todos los argentinos”, esgrimió.