Juan Villafañe, presidente de la Federación de Cooperadoras Escolares, así lo expuso. Ante el inminente cierre del ciclo lectivo, planteó: “Si estos aportes no se hacen ahora, la pregunta que tenemos es si los van a hacer efectivos o puede pasar para el año que viene”.

Juan Villafañe (LT10)

 

Las Cooperadoras Escolares reclaman por el atraso en el otorgamiento de las partidas. En tal sentido, cabe consignar que a partir marzo de este año la provincia aporta $ 4,50, mientras que la Nación, $1,10. Ya en julio, el monto de la provincia ascendió a $ 5,10 y el de la Nación a $ 1,24. Estos valores rigen para los comedores escolares. En el caso de la copa de leche, entre marzo y julio, la provincia otorgó entre $ 1,50 y $ 1,70; en tanto la Nación, durante el mismo lapso, entre $ 0,40 y $0,50.

 

Al respecto, el presidente de la entidad, Juan Villafañe, señaló, en contacto con LT10, que “en concreto, se deben cuatro meses de aportes. El último que se hizo fue en agosto de 2015 y ya estamos en diciembre”, se quejó. Así también, remarcó que ante el inminente cierre del ciclo lectivo “si estos aportes no se hacen ahora, la pregunta que tenemos es si los van a hacer efectivos o puede pasar para el año que viene”.

 

Pero eso no es todo. También debe considerarse los valores en cuestión. “Sobre lo magro que es el presupuesto que tenemos asignado, la falta de aportes provoca es que escuelas hayan tomado a cuenta y se ha generado una deuda. El compromiso es muy grande con un montón de proveedores”. Villafañe no dejó, a propósito, de reclamar lo adeudado por parte de la provincia.