Es por el caso del traslado de un embajador, en el que se investiga si hubo abuso de autoridad.

 

El fiscal federal Guillermo Marijuán le pidió al juez Rodolfo Canicoba Corral que cite a indagatoria al canciller Héctor Timerman. Es que entiende que hay pruebas suficientes para que el funcionario declare como imputado en una causa por el delito de abuso de autoridad.

 

Canicoba Corral tiene a su cargo un caso en el que se denunció la arbitrariedad de la Cancillería para ordenar el traslado de Eduardo Angeloz (h) como embajador en Nueva Zelanda. La denuncia, realizada por la diputada Elisa Carrió, sostenía que la medida no respetó la reglamentación que rige la actividad del personal de la Cancillería y fue una represalia a su actividad gremial.

 

Infobae accedió, a través de fuentes judiciales, al pedido de indagatoria firmado por Marijuán el 4 de diciembre pasado en el que el fiscal reseñó varios pasos administrativos que se dieron dentro de la Cancillería.

 

Eduardo Angeloz, hijo del homónimo ex gobernador radical de Córdoba, había participado de las elecciones como candidato a secretario de la Comisión Directiva de la Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación por la lista Unión y Gestión, que obtuvo el 42% de los votos y el segundo lugar en los comicios. Los comicios fueron en noviembre de 2013.

 

En diciembre de ese año, la Cancillería decidió el pase del ministro plenipotenciario Angeloz al área de Asia y Oceanía del ministerio. Unos días después se determinó que iba a ser embajador en Nueva Zelanda. Y ya en febrero de 2014 Timerman dictó la resolución por la cual se estableció que debía ir a ese país.

 

En la causa se cuestionó que mediante el traslado se incumplió con un artículo de la ley que rige las asociaciones sindicales. Allí se establece que luego de iniciada la actividad gremial de una persona no se le pueden modificar las condiciones de trabajo durante seis meses.

 

Angeloz oficializó su candidatura sindical el 8 de octubre de 2013 y fue trasladado en febrero de 2014. Se adujo que no le permitieron cuestionar su traslado a pesar de que lo avala la ley. Y que la resolución de traslado debió haberse hecho con una antelación de seis meses a la fecha de asumir en el nuevo destino (le dijeron en febrero que en abril debía estar en su nuevo destino).

 

Angeloz, que declaró como testigo en la causa, explicó que no podía alejarse del país por el padecimiento de una enfermedad y que de todos modos desde el área de Salud y Acción Social de la Cancillería señalaron que podía viajar. En mayo de 2014, presentó un certificado médico que lo autorizaba a quedarse en el país entre 90 y 120 días para descartar una operación.

 

En la causa ya declaró en indagatoria Paula Ferraris, quien intervino en el expediente de Angeloz en su carácter de secretaria de Coordinación y Cooperación Internacional de la Cancillería. Según fuentes cercanas a la defensa de Ferraris la imputada declaró que “toda los reclamos de Angeloz sobre el proceder administrativo respecto de su traslado, ya fueron tratados y rechazados por las autoridades judiciales, en lo laboral y en lo contencioso administrativo, que confirmaron ya definitivamente la regularidad de todo lo actuado”.

 

Marijuán consideró que deben declarar en indagatoria Timerman y su vicecanciller Eduardo Zuaín. Será Canicoba Corral quien decida si hace lugar al pedido del fiscal.

 

 

Fuente: Infobae