En la madrugada de hoy se produjo el máximo de actividad de la lluvia de meteoros Gemínidas, que fue visible sobre el territorio de la Argentina y gran parte del planeta: comenzó a las 23:00 de este domingo y se extendió hasta poco antes del amanecer.

El responsable de este fenómeno es el asteroide Faetón, que tiene un diámetro de poco más de 5 kilómetros y se conoce como “hijo del Sol”, por lo que las “estrellas” que se verán son en realidad los fragmentos que desprende.

Fue posible observarlo a simple vista, es decir que no fue necesario utilizar ningún equipo técnico. Sin embargo, dos factores que incidieron fueron la contaminación lumínica, por lo que se recomendó alejarse de las luces de las calles o de las casas, y las condiciones climáticas, que pudieron perjudicar el espectáculo.

En zonas rurales de nuestro país pudo verse “a ojo desnudo” alrededor de 30 meteoros por hora, especialmente entre la 1 y las 4 de la madrugada. En las ciudades, debido a la excesiva iluminación, la cifra fue de 10 por hora. Especialmente en este caso, se recomendó buscar un lugar a cielo abierto y sin luces, como la terraza, y mirar hacia la parte Norte del cielo.

Dada la posición del radiante, las Gemínidas se ven mejor desde el Hemisferio Norte. No obstante, también se pudo apreciar desde nuestro país, según señaló la web del Planetario de Buenos Aires. Además, este año las condiciones para disfrutarlo fueron óptimas, dado que la luna no interfirió en la observación se porque se encuentra en fase creciente.

 

Fuente: Infobae