De esta manera lo expresó el presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello. En la sesión de hoy el cuerpo deliberativo trató el proyecto enviado por el Ejecutivo local.

Leonardo Simoniello (LT10)

 

El denominado desarrollo urbano Parque del Norte contará con una superficie de 227 hectáreas, dentro de las cuales están incluidos los predios del Jardín Botánico Municipal Lorenzo Parodi, del ex relleno sanitario y espacios verdes existentes. Abarcará además, 77 hectáreas para el área destinada a espacios públicos, delimitada por las calles General Quiroga al norte, Doctor Zavalla al este, avenida Gorriti al sur y Avenida Peñaloza al oeste.
El Jardín Botánico es el corazón del proyecto, al que se prevé incorporar los terrenos de la cava de Borgo y el viejo relleno sanitario, debidamente recuperados para que los santafesinos dispongan de casi 80 hectáreas de parque urbano. Asimismo, se prevén paseos, lagos y espacios deportivos, además de una escuela de trabajo, y la mejora de las instalaciones del Centro de Distrito.
El proyecto pretende que se incorpore al uso y disfrute de los ciudadanos, generando réditos en términos paisajísticos, apuntando directamente al desarrollo de una gestión integral del espacio público desde lo residencial y ambiental.
Asimismo, el plan está ideado para que el tren urbano esté incluido en su segunda etapa para transitar por ese sector de la ciudad.

 

Al respecto se manifestó el presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello, quien sostuvo que “el proyecto tiene varias aristas” pero resaltó que se trata de “una nueva propuesta de urbanización en la ciudad y tiene que ver con una necesidad de crecer de manera ordenada y planificada”.

 

En ese sentido consideró que “durante muchos años la ciudad creció hacia los diferentes puntos cardinales pero tanto en el este como en el oeste nos encontramos con la situación hídrica, con los ríos y hacia el norte ha crecido de manera bastante anárquica, de hecho se han creado barrios sin servicios y sin condiciones básicas para vivir” es por esto que “durante la campaña nos propusimos poner los ojos en el norte- además fue el centro de las demandas- y por esto que las obras van a ir hacia allí”, sentenció.
Por último, y consultado acerca del consenso para poder aprobar la Ordenanza, Simoniello, expresó que “estamos charlándolo, hemos encontrado predisposición por parte de los concejales opositores. Es real que muchos de ellos han asumido hace poquito y esta es una ordenanza muy compleja que trabajamos hace un tiempo pero seguimos conversándolo. Este es un Concejo maduro y seguirá siéndolo”.