El ministro de Seguridad bonaerense confirmó que los condenados por el triple crimen balearon a dos policías en una ruta bonaerense.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo , confirmó hoy que la policía está “cerca” de dar con los condenados por el triple crimen que se fugaron el domingo pasado de la Unidad 30 de General Alvear.

Luego de que los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci balearan a dos policías en un control de tránsito ubicado en la ruta provincial 20, el funcionario advirtió que los delincuentes “están dispuestos a todo”. “Es muy difícil. Son asesinos”, afirmó.

Además, confirmó que el hecho se produjo en “un retén vial” en las afueras de Ranchos y que los agresores iban en una Ford Ranger, de color gris: “Paran la camioneta y entran a disparar a quemarropa”, señaló.
Al ser consultado sobre si la policía bonaerense podría detener a los prófugos en las próximas horas, Ritondo se mostró optimista: “Estamos cerca”. Y agregó: “Estamos trabajando fuertemente con lo que tiene que ver con el rastrillaje. El esfuerzo que está haciendo la policía es muy grande para que estos presos vuelvan a la cárcel”.
Los hermanos Lanatta y Schillaci escaparon de la Unidad 30 de General Alvear el domingo pasado a las 2.30, vestidos con ropa oscura, similar a los uniformes penitenciarios, luego de reducir a dos guardias y maniatarlos con precintos y de tomar como rehén a otro, al que obligaron a subir a un Fíat 128, que debieron empujar para hacerlo arrancar. Luego abandonaron el Fíat y abordaron una camioneta negra que fue registrada por cámaras de seguridad.

El ataque

A las 4 de la madrugada hoy, los delincuentes atacaron a dos policías en un control vial ubicado en la ruta provincial 20, a tres kilómetros de Ranchos. El policía Fernando Pengsawath, de 22 años,detuvo la marcha de la camioneta en que viajaban los tres condenados por el triple crimen.

En ese momento, dos de los ocupantes del vehículo se bajaron y balearon a Pengsawath en el abdomen y le dispararon a Lucrecia Yudati, de 33 años, en una pierna. Luego, escaparon a toda velocidad en dirección a Chascomús. Todo ocurrió en pocos segundos.

El momento del ataque quedó registrado por las cámaras de seguridad, donde se puede observar toda la secuencia.

Los policías heridos

Pengsawath fue intervenido quirúrgicamente en el hospital de Chascomús, donde fue estabilizado y se aguardaba su traslado a la clínica Fitz Roy de la Capital Federal.

En tanto, Yudati fue trasladada en helicóptero al Hospital Churruca, en el barrio porteño de Parque Patricios, desde donde también se la iba a derivar al mismo sanatorio que su colega.

Schillaci y los hermanos Lanatta recibieron penas a perpetua por el triple crimen ocurrido en agosto de 2008, cuyas víctimas (Sebastián Forza, de 34 años, y Damián Ferrón, de 37, y Leopoldo Bina, de 35) estaban relacionadas con el tráfico de efedrina y los aportes a la campaña presidencial de Cristina Fernández en 2007.

 

 

Fuente: La Nación