Fernando Pengsawath, de 22 años, recibió un disparo en el abdomen; en tanto, Lucrecia Yudati, de 33 años, fue baleada en una pierna; ambos están hospitalizados.

Uno de los policías heridos por los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez en una ruta cercana a Ranchos, provincia de Buenos Aires, tiene 22 años y se recibió hace un año, mientras que el otro es una agente de 33 años.

El oficial Fernando Pengsawath (22) recibió un disparo en el abdomen, se encuentra grave y está siendo trasladado al Hospital Churruca donde se montó un operativo para recibirlo y darle inmediata atención médica. Las heridas le comprometen el abdomen y el colon.

En tanto, la sargento Lucrecia Yudati (33), también oriunda de Ranchos, resultó herida en el tobillo, su vida no corre peligro y fue atendida en el hospital local Fitz Roy.

De acuerdo a lo informado por la Fiscalía, ambos efectivos trabajaban en el operativo para interceptar vehículos e identificar a las personas que circulaban por la ruta.

Cuando la camioneta Ford Ranger donde se trasladaban los tres prófugos aminoró la velocidad para el control, comenzaron los disparos.

Los hombres se dieron a la fuga en dirección a Chascomus, por lo que la Policía solicitó un operativo cerrojo para su detención.

 

 

Fuente: La Nación