Cientos de efectivos requisan galpones y gallineros, con zonas como Magdalena incluidas en la pesquisa. Se sabe que el trío de prófugos siguió su escape por la Ruta 20.

 

“Si Dios quiere, dentro de poco los vamos a tener”, respira entusiasmado una alta fuente afectada a la pesquisa en diálogo con Infobae. El enfrentamiento a tiros protagonizado en un control rutero de la zona de Ranchos por Martín Lanatta, su hermano Cristian y Víctor Schillaci, los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez fugados el domingo pasado, fue una bendición mixta. Implicó que dos efectivos de la Policía Bonaerense resultasen heridos, pero también tener su ubicación exacta y endurecer el cerrojo ante ellos.

 

Hoy, cientos de efectivos de la Policía provincial encabezados por el comisario general Néstor Larrauri los buscan casa por casa en la zona de Ranchos y en todos sus establecimientos rurales cercanos, en galpones, centros avícolas y ganaderos, confirman altas voces dentro de las fuerzas de seguridad.

 

Las vías de escape son múltiples. Hoy, los jefes de la pesquisa saben que el trío continuó su fuga por la Ruta 20, con salida hacia la Ruta 2, lo que implica una chance de continuar a Magdalena entre otros puntos y múltiples desvíos posibles en caminos rurales, lo que permitió diseñar un operativo cerrojo.

 

Según supo Infobae, los tres están solos y no cuentan con respaldo logístico. Fuentes de la investigación dijeron a este medio que la persona que debía darles dinero no lo hizo.

 

¿Por qué los Lanatta y Schillaci llegaron a Ranchos? La respuesta es simple: no tenían a nadie que los apoye allí, aparentemente, pero ya conocían la zona de antemano. Testigos relataron a la Bonaerense que los hermanos solían frecuentar los cotos de caza de la localidad.

 

Un dato que también entusiasma a los investigadores fue lo que declaró ante el fiscal Cristian Citterio un amigo de Marcelo Melnyk, el amigo de Schillaci cuya quinta en Florencio Varela habría sido el último refugio previo al tiroteo. Este amigo reconoció que Melnyk mismo le había pedido una casa para refugiar al trío en su escapatoria. Una voz de peso concluye: “Esto prueba que tienen pocos recursos. Si hubiesen tenido plata, ya estarían del otro lado del charco”.

 

 

Fuente: Infobae