A las altas temperaturas que se registraron en la jornada de este sábado se sumó la falta de agua potable en diferentes barrios como Barranquitas, Candioti Sur y San Pantaleón, lo que provocó el malestar de los vecinos. El vocero de ASSA dijo a Notife.com que “la falta de presión se debe a bajas de tensión que se registraron en la planta y la alta demanda”.

 

Con una sensación térmica que casi llegó a los 60 grados, nuestra ciudad se convirtió este sábado en un verdadero horno.

A las altas temperaturas que se registraron, se sumó la baja presión y la falta de agua potable en diferentes barrios como Unión, Progreso y Libertad de Barranquitas, San Pantaleón y Candioti Sur.

De acuerdo a lo manifestado a Notife.com por algunos vecinos del primer lugar mencionado, esta situación se repite cada verano. Es más, según cálculos realizados por los mismos, para cargar la cisterna- de 500 litros- de una vivienda, por la presión del agua, se necesitan más de 42 horas.

“Intentamos hacer el reclamo a la empresa, estuve llamando por casi tres horas, pero nadie contesta y la casilla de mensajes está rota”, indicó uno vecino de calle Artigas al 3700.

 

Por su parte, el vocero de ASSA, Germán Nessier, le dijo a Notife.com que “la falta de presión de debe a bajas de tensión que se registraron en la planta y la alta demanda”.

 

“Tuvimos varias bajas de tensión de energía que pudieron generar la merma en el suministro de agua pero ya por la noche debería estar solucionado el inconveniente”, afirmó y agregó que “la alta demanda” también complica la situación por lo que reiteró la necesidad de “hacer un uso responsable del servicio”.