El gobernador de Santa Fe inauguró la Planta de Ósmosis Inversa en Colonia Raquel.

 

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, inauguró este viernes una planta de ósmosis inversa en la localidad de Colonia Raquel, en el marco del programa “Agua potable para localidades sin servicio 2014-2015”. Eso beneficiará a 530 habitantes de la mencionada localidad y la zona donde el agua subterránea contiene arsénico y otros contaminantes que afectan a la salud de las personas.

 

Lifschitz sostuvo que “el agua es un derecho” y que el gobierno de la provincia “está empeñado en que todos los santafesinos, vivan donde vivan, puedan tener acceso al agua potable”.

 

En ese sentido, el gobernador indicó que en Colonia Raquel “hemos dado el primer paso, quizás no es la solución definitiva pero es importante que las familias del pueblo y la zona rural tengan acceso a agua potable y de calidad”.

 

Lifschitz reconoció el trabajo de las personas que viven en el interior de la provincia porque “el futuro de Santa Fe pasa mucho más por localidades como Colonia Raquel que por las grandes ciudades. En el interior tenemos, en estos años, el desafío de generar más desarrollo y trabajo, y mejores condiciones de vida para que los jóvenes puedan estudiar y radicarse en sus pueblos porque esto es importante para el futuro”.

 

Para su puesta en funcionamiento, la provincia invirtió un total de 270 mil pesos, incluyendo la planta de ósmosis inversa propiamente dicha, las obras de perforación, la construcción de una sala y la instalación de cisternas, bombas y cañerías de impulsión.

 

En el acto también estuvieron presentes el presidente de la comuna, Víctor Hugo Perusia; el ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay; el secretario de Aguas y Saneamiento, Cristian Andrés Latino; el senador Alcides Calvo; y los diputados Inés Bertero y Omar Martínez; entre otras autoridades locales y de comunas vecinas.

 

 

Fuente: Prensa GSF