Detenido tras abrir fuego en pleno microcentro porteño, Silvio Guillermo Martinero es un ex militar que figura en la causa por la mafia de los medicamentos. Sebastián Forza le temía, dijo su viuda.

 

Silvio Guillermo Martinero fue protagonista esta mañana de un hecho trágico por ahora rodeado de incertidumbre. Alrededor de las 9.20, en la intersección de las calles San Martín y Tucumán, hizo cinco disparos: el objetivo, según trascendió en los primeros reportes, era la moto que trasladaba a dos presuntos ladrones que habrían robado el dinero –unos 50 mil dólares– que acababa de retirar de un banco, pero el único que sintió el impacto fue Daniel Fernando De Negri Rodao, un cerrajero de 56 años y nacionalidad uruguaya que no tenía relación con el caso. El hombre murió en el lugar.

 

Por disposición del juez Luis Zelaya, Martinero, de 45 años, quedó detenido hasta tanto se esclarezca el episodio. El magistrado intenta determinar si actuó en defensa propia y los detalles del supuesto intento de robo.

 

A poco de ser identificado por la prensa, el nombre del abogado encendió algunas alertas, como la de su colega Miguel Ángel Pierri. Fue él quien recordó, en diálogo con la agencia Télam, que su nombre figura en la causa del triple crimen de General Rodríguez.

 

Solange Bellone, viuda de una de las víctimas del crimen que destapó el caso de la efedrina, sindicó a Martinero como una de las tres personas a las que su esposo temía. Las otras dos eran Íbar Pérez Corradi y el farmacéutico Marcelo Abasto.

 

Según Pierri, querellante en la causa, el hombre fue a declarar al juicio que se hizo en Mercedes por el triple crimen y “allí dijo que tenía una excelente relación con Forza, algo que sabemos que era mentira porque Forza le debía dinero y le temía”. Leandro Rombola, abogado del acusado, dijo que nunca declaró en ese caso.

 

De acuerdo con el mismo testimonio, este abogado, que además es ex militar, también está vinculado a “cuevas financieras y mesas de dinero”.

 

Martinero fue mencionado en una investigación que publicó el periodista Jorge Lanata en el diario Crítica de la Argentina en 2009. Aparecía allí como una figura clave en la cueva mayorista que tenía a Forza entre sus visitantes y que estuvo bajo sospecha por la investigación de la mafia de los medicamentos.

 

En principio, sería acusado por homicidio simple.

 

 

Fuente: Infobae