Como todos los años, con el inicio de las clases en las universidades de ambas orillas, recrudecieron las quejas por las largas demoras para viajar de una ciudad a otra. Un grupo de usuarios entrerrianos inició una demanda judicial.

Pablo Donadío (LT10)

“En este momento tenemos un gripo de usuarios que decidieron llevar adelante una demanda contra las empresas y nosotros fuimos convocados como testigos en esa causa”, indicó Pablo Donadío, defensor del pueblo adjunto de Paraná, quien consideró que “es importante que los usuarios puedan reclamar y hacer valer sus derechos”.

 

En ese sentido agregó que “venimos trabajando en un tema que todavía no ha encontrado una respuesta satisfactoria por parte de la Secretaria de Transporte de la Nación”, respecto del problema que aqueja a los usuarios de las empresas ERSA Fluviales y Etacer, desde hace un tiempo prolongado, que deben trasladarse de Santa Fe a Paraná- y viceversa- a diario.

 

“Nosotros observamos que no es una problemática que le corresponda a los intendentes de Paraná y Santa Fe resolver porque las dos empresas circulan por una ruta nacional y las dos empresas tienen autorizaciones nacionales”, afirmó y aseguró que “el problema está en cuáles son las condiciones del servicio”.