La diputada destacó que “era el momento de que Comodoro Py se pusiera los pantolones largos”. Advirtió que el ex secretario “tendría que estar preso desde hace 10 años”.

 

La diputada nacional Elisa Carrió expresó hoy que “hoy es un día de alegría” por la detención del ex secretario de Transporte nacional, Ricardo Jaime, pero advirtió que el ex funcionario kirchnerista “tendría que estar detenido hace 10 años”. Además, le pidió que restituya el dinero que se apropió del Estado.

 

“La gente en la calle me dice ‘yo hago el sacrificio, pero necesito que los que robaron paguen con la Justicia y devuelvan la plata'”, sentenció la líder de la Coalición Cívica-ARI, en declaraciones a radio Mitre.

 

Carrió destacó la orden de detención que libró hoy el juez federal Julián Ercolini, quien lleva adelante la causa contra Jaime por la malversación de caudales públicos a raíz la compra millonaria de material rodante a España y Portugal. “Es un juez honesto, no cobra”, afirmó.

 

“La sociedad está mirando a Comodoro Py. Con todas las pruebas que tienen, pueden avanzar con el vaciamiento de YPF, Lázaro Báez, la autoría del triple crimen (de General Rodríguez). Los jueces tienen que responder ante la sociedad ante tanta acumulación de pruebas”, sostuvo sobre el rol de la Justicia Federal.

 

“Era el momento de que Comodoro Py se pusiera los pantalones largos. Ahora queremos que se recupere el dinero, porque Ricardo Jaime tendría que estar preso hace mucho tiempo, como diez años”, consideró Carrió, quien también cuestionó que se haya elegido como presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados de la Nación al ex ministro de Planificación, Julio de Vido.

 

“Pusieron como presidente de la comisión de Energía, a un hombre tan corrupto como De Vido. Pido que investiguen a De Vido porque están todas las pruebas del manejo de subsidios y eso el juez federal Claudio Bonadio tiene que avanzar”, consignó la diputada de Cambiemos.

 

“Después de Jaime tienen que caer Aníbal Fernández y Julio de Vido”, arriesgó Carrió, y se lamentó: “La gente ve como los corruptos de ayer hoy presiden cargos. Como si se hubiera convertido el Congreso Nacional en una guarida de delincuentes”.

 

Con 61 años, Ricardo Jaime obtuvo en los últimos meses tres condenas por su actividad en la función pública. Anoche, el juez Ercolini ordenó su arresto y le prohibió salir del país en la causa que investiga la compra de trenes usados a España y Portugal.

 

 

 

 

Fuente: Infobae