Así lo indicó el secretario de Lechería de la provincia, Pedro Morini quien describió la grave situación que atraviesa el sector como consecuencia de las lluvias del último mes. Se estima que se perderán “3200 millones de dólares entre leche, carne y soja”, afirmó.

Pedro Morini (LT10)

Muy grave es la situación que vive el sector tambero y cárnico de la provincia como consecuencia de las inundaciones provocadas por las precipitaciones del último mes. Así lo manifestó esta mañana- en diálogo con LT10- Pedro Morini, secretario de Lechería de la provincia, quien sostuvo que en este momento “hay muchos productos que no se pueden llevar a destino, especialmente el caso de la leche y productos que estaban en el campo y no se pueden sacar. Esto va a pasar con la soja también”.

En particular, “la leche cuando no se puede sacar se tira porque los equipos de frio la conservan 48 horas pero luego, se produce más y hay que tirarla” y agregó que los productores “ya están aumentando el precio de la leche, algunos la cobran $3,50 y algunas pymes 4 pesos porque no hay” y lo mismo empezó a ocurrir con las industrias.

Asimismo, Morini, indicó que con la emergencia “perdimos el 50% de la producción y esto se va a prolongar por varios meses porque la vaca tiene un proceso entre que pare el ternero y produce leche, pero si se seca tiene otro proceso hasta que vuelve a tener otro ternero”.

“El sector lechero puede empezar a recuperase el año que viene. Este año se va a recuperar el 20% pero no más”, afirmó.

Respecto del sector ganadero, “la pérdida se va a notar el año que viene. Ahora teníamos todo lo que eran terneros chicos que se estaban engordando pero muchos se murieron y vamos a tener una pérdida grande”.

Por último, el funcionario estimó que se pierden “14 millones de pesos por día de leche. La cosecha vamos a perder entre un 20 y un 30% de soja”, es decir, se van a perder “3200 millones de dólares entre leche, carne y soja”.