La diputada Alicia Gutiérrez presentó un proyecto de ley que busca garantizar el derecho a la salud integral a todos los santafesinos y santafesinas. Prioriza la atención primaria y apunta a la organización y coordinación para evitar la duplicación o superposición de los servicios.

La diputada provincial del Partido SI, Alicia Gutiérrez, presentó un proyecto de ley que tiene como objetivo principal asegurar el derecho a una salud integral, gratuita y universal a todos los santafesinos y santafesinas, mediante la regulación y el ordenamiento de las acciones que conducen a tal fin. El mismo, que se sustenta en una concepción integral de la salud vinculada a la satisfacción de necesidades básicas, como la alimentación, la vivienda, el trabajo y la educación, apunta a promover la participación de la población en los niveles de decisión, acción y control del sistema y a lograr una cobertura universal sin ningún tipo de discriminación.

Además, plantea la organización y desarrollo del área estatal de la salud conforme a la estrategia de atención primaria (APS), la utilización y el acceso equitativos de los servicios, que evite y compense desigualdades sociales y zonales, la descentralización en la gestión y la concertación de políticas sanitarias entre el gobierno nacional, provincial y municipal. Según la diputada Gutiérrez, “el objetivo es garantizar a todos los ciudadanos y ciudadanas el derecho a la salud entendida como el acceso a servicios de calidad, a información adecuada, equidad en la protección frente a los principales riesgos y capacidad para tomar decisiones al respecto”.

El proyecto parte de la consideración de los rasgos que ha adquirido el sistema de salud en Argentina en las últimas décadas, “caracterizado por la fragmentación, la superposición de lógicas, la sobreoferta y la exclusión como consecuencia de fuertes pujas redistributivas que han operado en el país desde mitad del siglo XX”.

Desde el golpe de Estado del 55 hasta el regreso de la democracia, el país estuvo marcado por la gran inestabilidad institucional, expresada en la alternancia de gobiernos civiles débiles y golpes de Estado encabezados por las Fuerzas Armadas. En el campo de la salud pública esto provocó el deambular de un conjunto de casi 90 hospitales que eran transferidos de la Nación a la provincia en los gobiernos de facto y eran recuperados por la Nación en los gobiernos democráticos.

En Santa Fe, hay que tener en cuenta también que fue la única provincia que adoptó el modelo proyectado por el gobierno de Onganía para los servicios públicos de Salud que aquí fueron denominados Servicios de Atención Médica para la Comunidad (SAMCO). Su  implementación y desarrollo ha operado como un obstáculo para facilitar el proceso de municipalización creciente de la salud que se ha dado en las grandes provincias, como Buenos Aires y Córdoba, y en el país en general. Al mismo tiempo, “la provincia se plegó, con mayor o menor entusiasmo, a todas las iniciativas nacionales con su peculiar estructura sanitaria, como la regionalización, la atención primaria, la provincialización de los hospitales nacionales, el arancelamiento hospitalario, el hospital de autogestión, que se fueron superponiendo como capas geológicas sin un plan director que permita establecer claramente la identidad sanitaria de la provincia”, evaluó la legisladora del Partido Si.

Frente a este diagnóstico, el presente proyecto busca establecer un rol claro del Estado respecto a la salud en todos sus niveles, la participación y responsabilidad de los municipios, y sobre todo, revertir la concepción de que es la misma comunidad la que debe gestionar y generar recursos para sostener a los hospitales públicos.

Al mismo tiempo, brinda el marco legal adecuado para el desarrollo del modelo de atención en base a la estrategia de APS que viene siendo implementado por la provincia desde hace casi una década. “A pesar de las modificaciones que ha ido incorporando el Poder Ejecutivo para resolver las limitaciones que le impone la propia estructura del Ministerio y las leyes que lo rigen que datan de alrededor de 50 años, éstas no han sido suficientes”, explicó Gutiérrez. Es por esto que se hace indispensable la sanción definitiva de esta Ley que da sustento a un sistema viene implementándose en la actualidad para que se pueda cumplir con su objetivo principal que es garantizar el derecho a la salud integral de los ciudadanos y ciudadanas de Santa Fe.