El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, se manifestó respecto del escándalo de corrupción policial que coloca en la mira a funcionarios de máximo nivel de la fuerza. “Hay que combatir la corrupción en todos los ámbitos”, aseveró.

Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe, expresó que “esto es parte del objetivo que nos planteamos desde el inicio de la gestión. Hay que combatir la corrupción en todos los ámbitos donde la podamos detectar y ponerla en manos de la Justicia”.

En esa línea continuó y agregó que “hubo manejos pocos claros en la contratación de talleres para reparar vehículos. Veremos que responsabilidades determina la Justicia”.

Por otro lado consideró que “la mayoría de los policías son honestos y comprometidos. Hay que separar a los que utilizan el uniforme para cometer ilícitos”.

Finalmente, el gobernador remarcó que “estamos introduciendo cambios de sistema y de procedimientos para que los mecanismos de compras y contrataciones tengan un control correcto, como ocurre en toda la administración pública. En este caso, también Asuntos Internos está investigando y aplicará la sanciones correspondientes”.