En conferencia de prensa, el fiscal, dijo que serán peritados cincos automóviles, cuatro camionetas y un colectivo. La denuncia anónima, la base de la investigación.

Roberto Apullán (LT10)

El fiscal que lleva adelante la investigación por un presunto caso de corrupción policial, Roberto Apullán, brindó detalles de los operativos que se llevaron a cabo y del avance de la misma. “No tengo indicios concretos de ilícitos”, comenzó diciendo Apullán en rueda de prensa y agregó que “en el contenido de la denuncia se mencionaban maniobras y se identificadas diez autos y daba nombres de particulares y de personal policial”.

Es por esto que, continuó el fiscal, “se investigan delitos de defraudación contra la administración pública”.

Asimismo explicó que “existe la posibilidad de una asociación ilícita pero para hablar de esto primero hay que comprobar los delitos y luego comprobar si estos fueron realizados por una organización, etc.” y agregó que “es objeto de investigación si jefes policiales están involucrados”.

“Lo único que puede existir es la denuncia anónima por eso hablamos en principio de delitos de defraudación”, indicó y dijo que “la denuncia no habla de mucho tiempo atrás”.

Por último aclaró que “tengo la denuncia de situaciones fácticas, eso estoy investigando si existen para luego proceder a determinar responsabilidades”, finalizó Apullán.