Así lo dispuso el Concejo al sancionar una resolución impulsada por Carlos Suarez (UCR-FPCS) en la sesión de este jueves.  

A instancias del edil Carlos Suarez (UCR-FPCS), el Concejo Municipal sancionó en la sesión de esta tarde una Resolución referida a las psicopatologías alimentarias y trastornos alimenticios.

La norma dispone que el Departamento Ejecutivo Municipal analice mecanismos que permitan la difusión de información relativa a la materia y acciones concretas de concientización.

“La obsesión por la delgadez está dejando de ser una cuestión de estética individual para convertirse en un auténtico problema de salud pública que afecta a cada vez más personas de todas las edades y que provoca graves consecuencias”, indicó Suarez.

De esta manera, la Resolución impulsada por el edil radical propone que en la Tasa General de Inmuebles se incluya información sobre los trastornos alimentarios y formas de luchar contra la bulimia y la anorexia; y que se lleven adelante acciones de concientización y visibilización de la problemática, sobre todo cada 30 de noviembre que es cuando se conmemora el “Día internacional de los trastornos alimenticios”.

Suarez señaló que “incluir información que permita a las personas reconocer síntomas o indicios de la presencia de trastornos en la alimentación, en documentos como la TGI, es una medida preventiva que contribuye al conocimiento directo de la problemática y a la posibilidad de ser diagnosticada a tiempo para su tratamiento”.

La Resolución también autoriza al Municipio a suscribir convenios colaborativos con instituciones que trabajen la problemática, para un abordaje integral. En ese sentido, Suarez destacó la labor que lleva adelante la Fundación Centro, con cuyos integrantes se reunió recientemente: “como representantes de la ciudadanía debemos dar participación a diferentes actores civiles que buscan y trabajan sobre distintos proyectos que intentan alcanzar el bien común  y que ayudan a las personas que están pasando un momento difícil”, finalizó.