Será este sábado desde las 14 horas en la ciudad de Santa Fe. El acceso es libre y gratuito. El programa provincial “La Orden la Bicicleta. Cultura sobre ruedas”, creación del ministerio de Innovación y Cultura, llegará este sábado a El Alero, espacio público recientemente inaugurado en barrio Coronel Dorrego de la capital provincial.

Desde las 14 horas, con entrada libre y gratuita, en la explanada de El Alero, se podrá disfrutar de las “Bicis” de costura, collages, construcciones, cuentos, animación y mucho más, para homenajear los viejos oficios en un encuentro de creación, identidad y convivencia junto a toda la familia.

También se podrán recorrer y disfrutar los rincones tecnológicos, cocinas de encuentros, fábricas culturales y muchos espacios más que conforman “El Alero, Nacer hasta los cien años”.

Ambas propuestas se enmarcan en el “Plan Abre: Mejores barrios, mejor ciudad”, con la intención de llegar a numerosas zonas de la provincia y generar instancias de encuentro, aprendizaje y juego entre los ciudadanos.

LA ORDEN DE LA BICICLETA

Al modo de los antiguos oficios, pero también a la manera de las nuevas formas de convivencia urbana, los ciclistas de la cultura llevan cartas y textos de todo tipo para escribir, y otros libros y cuentos y muchas historias para inventar; un bicicletero arregla bicicletas, gomas pinchadas y es capaz de armar una nueva que funcione con partes olvidadas que perdieron su destino; hay una bicicleta dedicada a las telas, las lanas y todos los objetos que podamos coser y bordar jugando y antes de salir a jugar; mientras otro vehículo construye y representa historias.

Y así esta caravana de bicicletas llega a un campito, arma un lugarcito de fiesta y reunión y les pide a todas las bicicletas del barrio y a los peatones que los acompañen a la celebración, el juego del movimiento, el instante de vivir y convivir.

Inventar y moverse es la consigna. Pedalear nuestra vida e ir al encuentro de los demás. Hacer mejores barrios, mejores ciudades, abrir asombros para descubrir misterios, poesía, afecto y solidaridad.

EL ALERO

Propone albergar y recibir a las embarazadas, a la primera infancia y a los jóvenes y, a través de todos ellos, a la comunidad barrial entera. Los que trabajan, los que crean para vivir, los que no tienen trabajo y lo buscan, los que quieren salir adelante construyendo proyectos con sus vecinos, los que quieren ayudar, los que saben que deben pasar su experiencia a los que vienen y los que saben lo que viene y no quieren que nadie queda afuera.

Esta propuesta es un ejemplo de integración, es un paisaje de ciudadanía y es sobre todo un espacio público por excelencia.

Albergará muchos saberes y también haceres, una invitación desde los jóvenes hacia todas las edades para participar en las fábricas textiles, de madera y distintos materiales reciclables, los espacios de informática y experimentación digital, la cocina con sus posibilidades gastronómicas, de alimentación saludable y los rituales compartidos, patiecito de las hierbas aromáticas, pan caliente, descanso, imaginación y trabajo.