Productores lácteos se manifiestan este miércoles en la ruta 34 para reclamar la recomposición del precio de la leche y más transparencia en la cadena de valor.

“Vivimos una crisis profunda en el sector que se va agravando. El gobierno debe tomar medidas”, indicó Orlano Marino, de la Federación Agraria Argentina (FAA). Por su parte, Marcelo Aimaro de la Mesa de Productores lecheros de Santa Fe, consideró: “La plata que nos falta a los productores está en la cadena”.

La movilización, organizada por la Mesa Provincial de Lechería de Santa Fe (Meprolsafe) tiene lugar en la intersección de la Ruta nacional N° 34 y la avenida Ernesto Salva, frente a la nueva terminal de ómnibus, de 10 a 12.30, y está previsto que los productores regalen un litro de leche por persona.

En diálogo con el programa Cada día (El Tres), Orlando Marino, de la FAA señaló: “Distintas entidades nos movilizamos para reclamar por la crisis profunda que sufren los tambos en el país. Santa Fe es una zona tambera por excelencia, en los 80′ había 30 mil tambos y quedan unos 4.200, en los últimos meses se perdieron 180 y se va agravando. El gobierno tiene que tomar una medida”.

“Hay que rever la cadena, hoy recibimos un 16 o 17 % de la cadena. Por litro de leche nos pagan entre 3.80 y 4.20 pesos, muy por debajo de los costos. Lo que le falta al productor está dentrode la cadena en donde también está el Estado que se lleva un 17 % con los impuestos. También puede hacer su aporte”, observó y consideró que el pedido de mayores subsidios “es lo más rápido pero queremos rentabilidad como cualquier productor”.

Marino alertó sobre el aumento de “vacas lecheras que van al matadero y al tambero concentrador” debido a la baja rentabilidad que tiene la producción lechera.

Antes, en conversación con Radiópolis (Radio2), Marcelo Aimaro de la Mesa de Productores lecheros de Santa Fe, manifestó sobre la crisis láctea: “Hay que ordenar la cadena de valor, la plata que nos falta a los productores está en esa cadena. Hay escalones que se lleva la porción más grande de la torta”.

De acuerdo a lo que sostuvo, un trabajo elaborado por la Subsecretaría de Lechería, la comercialización de los productos lácteos se lleva unos 38 mil millones de pesos. “Hay que ordenar ese desfasaje y que se determine quién es el que se lleva tal o cual porción”, destacó.

Aimaro aseguró que le llevaron sus reclamos y propuestas al gobierno anterior y al actual pero “ninguno tuvo voluntad política de cambiar la situación. Se están llevando vacas a faena cuando son fábricas de leche”, denunció.

Finalmente, apuntó: “Las soluciones no llegan por eso vamos a regalar leche. No sólo está en juego nuestro trabajo sino el de muchos comerciantes que ven bajar sus ventas porque falta dinero en los pueblos”.