El defensor oficial Francisco Broglia consideró existe “un defecto estructura del sistema penal que selecciona a las personas con menos recursos”. Pidió analizar “lo que hace la Policía”.

El sistema penal y la seguridad en general, vienen siendo blanco de cuestionamientos y consideraciones en los últimos días, en el marco de casos policiales resonantes. Hablaron todos: funcionarios del Ejecutivo, el jefe de la Policía de Santa Fe, ministros de la Corte Suprema de Justicia, fiscales y legisladores. Este miércoles, Radiópolis (Radio 2) sumó la voz de un defensor oficial, es decir, un abogado que defiende a los detenidos que no pueden acceder a una defensa privada.

Se trata de Francisco Broglia, quien en diálogo con el periodista Roberto Caferra, brindó su visión sobre la problemática que hoy mantiene reunidos, en el Palacio de los Leones, a la intendenta y a diversos referentes para ponerse de acuerdo en la búsqueda de soluciones. “No es una situación coyuntural, ya tiene varios años. El aumento de la violencia y los homicidios dolosos viene de 2007, es una tendencia”.

Consultado acerca de una de las críticas que se escuchó por estos días en relación a una “Justicia débil”, señaló: “Tengo una visión que tiene que ver con la Defensa Pública, se dice que el sistema penal es benévolo y no tiene dureza. El 80 por ciento de las personas detenidas es defendida por la Defensa Pública, esto marca que en general la mayoría de los detenidos son personas de bajos recursos y esto no quiere decir que las personas pobres sean las únicas que cometen delitos sino que tiene que ver con un defecto estructural del sistema que selecciona a las personas más vulnerables”.

Broglia consideró que “muchas de estas personas no son detenidas por delitos de gravedad inusitada. Hay gran cantidad de delitos que quedan impunes y no los detecta el sistema penal. La gente denuncia y no hay respuesta del Estado”.

Finalmente, se refirió a la acción policial: “Contradigo a Lifschitz que dijo que está de moda pegarle a la Policía. Yo creo –remarcó– que hay que analizar lo que hace la Policía porque hay hechos graves que quedan sin sanción penal y que gran parte de los detenidos son por hechos leves y de bajos recursos”, dijo y agregó: “Tenemos que pensar si esto tiene que ver con las redes de connvivencia policial que permiten que algunos puedan arreglar con el territorio y otros no”.