Las diputadas provinciales de la Cámara baja de Santa Fe invitan a participar de una jornada de reflexión denominada “Del cupo a la paridad, hacia una representación igualitaria”, que se llevará a cabo el próximo 21 de septiembre, a las 18, en el hall de la Legislatura provincial.

El objetivo de la misma es analizar los alcances que ha tenido la implementación de la Ley de cupo en América latina, en general, y en la Argentina, en particular, como así también debatir respecto a la posibilidad de promover una nueva normativa que garantice la igualdad entre los géneros en el acceso a los puestos de decisión política. “Apuntamos a la paridad con el fin de avanzar hacia una sociedad más justa y equitativa, por eso invitamos a todas las mujeres y los varones interesados en debatir sobre esto a concurrir a la jornada o a manifestar su apoyo a través de una firma”, expresó la diputada Alicia Gutiérrez, una de las promotoras del encuentro.

“Las legisladoras de todos los partidos políticos, convencidas de la necesidad y la urgencia de instalar en la agenda pública el tema de la representación paritaria en la provincia y en el país, propusimos este espacio para reflexionar y avanzar en la democratización de la participación y representación política de las mujeres”, explicó.

La Ley nacional de cupo, sancionada en 1991, que estableció un piso mínimo del 30 por ciento de candidatas mujeres en las listas de los partidos políticos, permitió el acceso de las mujeres a cargos electivos y convirtió al país en una de las naciones con mayor presencia de mujeres en espacios legislativos, incluso superando a países como Gran Bretaña, Alemania y Canadá.

Respecto a su evaluación sobre lo que significó la implementación de esta normativa, la legisladora del Si señaló: “Si bien fue muy importante esta ley y generó avances notables, este porcentaje del 30 por ciento se transformó en el techo y no en el piso de representación femenina. No logramos que esto abriera la puerta a una mayor incorporación de mujeres en los otros poderes del estado, ni en el  ejecutivo ni en el judicial”.

La jornada plantea, además, la importancia de inscribir y entender esta cuestión en el marco de una sociedad en la que aún subsiste, a pesar de la lucha y avances logrados, un patrón de subordinación de la mujer respecto al hombre. Este modelo cultural, basado en la división sexual del trabajo, asigna a las mujeres el trabajo reproductivo del mundo privado y a los varones el trabajo productivo del mundo público. Por eso, para la diputada Gutiérrez, “la paridad supone reflexionar y cuestionar la distribución de roles, tareas, oportunidades y poder en todos los ámbitos de la vida social”.