La Policía de Seguridad Vial (PSV) llevó a cabo este lunes cinco operativos de control en distintas y rutas y accesos del territorio, con el propósito de monitorear la circulación vehicular y detectar aquellas conductas que ponen en riesgo la seguridad vial. Se controlaron 150 vehículos y se labraron 33 actas por diversas transgresiones a las normas de tránsito, lo que representa un 20 % del total.

Uno de los procedimientos se llevó a cabo en Ruta Nacional 33, a la altura del ingreso a la localidad de Pujato, en el que se fiscalizaron 25 vehículos y se labraron siete actas de infracción. Además se emitieron dos prohibiciones de circular y una licencia fue retenida.

En tanto, en Ruta Provincial 21, a la altura de Fighera, se controlaron 28 vehículos y se labraron seis actas de infracción. En la intersección de la Ruta Nacional 34 y A012, por otra parte, se inspeccionaron 50 vehículos y se labraron ocho actas, una prohibición de circular y una licencia retenida.

En el peaje de General Lagos, los agentes viales controlaron 17 vehículos y labraron cinco actas de infracción. Otro operativo de control vehicular concretado en la intersección de Ruta Nacional 178 y la 65 dejó como resultado 30 vehículos inspeccionados y siete actas de infracción labradas con cinco prohibiciones de circular y un acta de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) por transportar alimentos sin las debidas condiciones sanitarias.

Al respecto, el director provincial del área, Gustavo Sella, enfatizó que “es llamativo que en operativos de rutina que la PSV realiza todos los días se haya encontrado el nivel de infracciones detectadas, ya que de 150 vehículos controlados el 20 % cometió alguna infracción”.

“Esto nos demuestra que no debemos cesar en la tarea de fiscalización, a través de la intensificación permanente de los controles, que permiten visibilizar y sancionar debidamente aquellas actitudes de ciertos conductores que nos ponen en riesgo a todos”, agregó Sella.