Un interno de la Línea 9 fue atacado a piedrazos en la zona de Naciones Unidas y Roque Sáenz Peña. Uno de los vidrios de las ventanillas traseras quedó destruido.


“Iba manejando y de golpe escuché la explosión del vidrio. Paré y vi que un pibe se fue para el otro lado de la vía y otro para el lugar donde estaba ensayando la comparsa. Se bajaron cinco policías que iban en el coche hacia el centro y fueron caminando y lo agarraron”, relató el chofer de la unidad.
“Siempre en esa zona están tirando con gomeras pero nunca había visto una piedra tan grande. Una de las mujeres policías terminó con la pierna lastimada. Si le da a alguien en la cabeza lo mata. Hay un nene que justo se había levantado porque si no estaríamos hablando de otra cosa. Gracias a Dios no pasó nada grave pero te quedás con miedo”, agregó.
“La Policía sube con nosotros en Lamadrid y Zeballos, nos acompaña hasta Unión, ahí se bajan, cruzan enfrente y suben a otro coche hasta Castelli y Lamadrid. Y a la noche tenemos el policía que está permanentemente. Además después de las 20 horas se sigue por Perón, en vez de doblar a Lamadrid, se hace Perón – Crespo – Roque Sáenz Peña y precisamente se tomó ese recorrido por el tema de los piedrazos”, detalló el chofer..
Tras el incidente, el empleado de la Línea 9 se dirigió hacia la Comisaría 4ª, para realizar la correspondiente denuncia. A ese lugar también fue trasladada la persona apresada.