Desde la Asociación de Panaderos alertaron sobre la baja y confiaron que, en la mayoría de las panaderías, durante la semana no se vende facturas ni masas finas. “La gente no tiene plata ni para el pan”, sostuvo su presidente Gerardo Di Cosco.

El presidente de la Asociación de Panaderos de Rosario calificó de grave la situación económica del sector. Aseguraron que las ventas cayeron en un 30 por ciento y que debieron afrontar las subas en servicios. Encima, el panorama no es alentador, remarcaron.

En diálogo con el programa Radiópolis (Radio 2), Gerardo Di Cosco sostuvo que la venta en las panaderías descendió un 30 por ciento. “Durante la semana sólo se vende pan, nada de facturas o masas finas. Olvidáte”, dijo.

El dirigente consideró que el sector también se vio afectado por el “tarifazo de la luz, el gas y los aumentos de la TGI, el Drei y los seguros”.

La mirada hacia adelante no es optimista. “No sólo defiendo nuestra industria, en las condiciones en la que va el país esto no va bien. Vemos que empeora la situación y no se vislumbra una acción para mejorar el consumo interno, la gente no tiene plata ni para el pan que es un producto básico”, terminó.