El ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, junto al presidente comunal de Colonia Teresa, Santiago Ignacio Vigil, rubricaron este miércoles en la capital santafesina, un convenio para la provisión de una planta de tratamiento de agua potable para esa localidad, ubicada en el departamento San Javier.

Durante la actividad, Garibay sostuvo que “estamos contentos de seguir mejorando la calidad de vida de los santafesinos mediante la garantía de derechos básicos como el acceso al agua potable”, y agregó “nos acercamos cada vez más al horizonte delineado por el gobernador de lograr que el 100% del territorio provincial cuente con agua de calidad”.

El convenio consiste en la provisión de una planta de remoción de hierro y magnesio, con una capacidad de producción de 100 litros por hora. A su vez, el convenio también establece la construcción de una sala de protección para la planta y la provisión de dos cisternas de almacenamiento de mil y dos mil litros de capacidad.

La realización de esta obra implica una inversión que asciende a los  234.669 pesos y cuenta con un plazo de ejecución de 90 días, a partir de la fecha de inicio de trabajos.

De la actividad también participó el subsecretario de gobierno y desarrollo territorial, Luciano Caturelli, acompañando al ministro Garibay y al presidente comunal de Colonia Teresa.

Pequeñas localidades

En agosto de 2014, Colonia Teresa ascendió a la categoría de comuna. El hecho de que dos años después, el Ejecutivo haya garantizado el acceso al agua potable para sus habitantes demuestra que ello es considerado una política de Estado.