Durante el fin de semana, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia, realizó diversos operativos de control en rutas y accesos de la provincia de Santa Fe, con el objetivo de detectar faltas a las normas de seguridad vial y pública.

Este sábado, en el kilómetro 50 de la Ruta Provincial 40 a la altura de La Zulema, agentes de la Policía de Seguridad Vial (PSV) de la Unidad Operativa 1 detuvieron la marcha de un vehículo cuyo conductor portaba en su interior una escopeta calibre 16 y 20 cartuchos del mismo calibre.

Al solicitar la documentación reglamentaria, los oficiales corroboraron que la misma se encontraba vencida por lo que se derivó a la persona a la comisaría 2ª de la UR IX, por “tenencia indebida de arma de fuego” a instancias del fiscal de turno.

Durante otro procedimiento, en la intersección de las rutas provinciales 31 y 32, personal de PSV requisó una camioneta donde encontró una pistola automática calibre 22 con 10 proyectiles del mismo calibre. El conductor del vehículo no contaba con la documentación del arma.

En el mismo operativo, durante el control de otra camioneta, se observa la presencia de un revólver calibre 38 y seis cartuchos, sin su correspondiente documentación.

A pedido del fiscal de turno, ambas personas fueron trasladadas a la comisaría 9ª de la UR IX por “tenencia indebida de arma de fuego”.

Transporte de animales

En el kilómetro 210 de la Ruta Provincial 2, jurisdicción de San Cristóbal, agentes de la Unidad Operativa 6 de la PSV detuvieron la circulación de un vehículo que trasladaba un tráiler sin ningún tipo de iluminación y con tres personas a bordo.

Al momento de la requisa, se encuentra en el interior del rodado una carabina de repetición calibre 22 con mira telescópica, 49 cartuchos del mismo calibre y cuatro cuchillos de distintos tamaños.

Asimismo, se constata que en el techo del automóvil se transportaban dos animales faenados, en el interior un chancho salvaje vivo y dos desvicerados, en el baúl había cuatro perros con distintas heridas y en el tráiler, otros seis perros también heridos.

Consultado el fiscal de turno, se procedió a secuestrar el arma y los elementos probatorios. En tanto, las personas debieron comparecer ante la División Judicial de la UR XIII por infracción a la Ley 22.421 de “conservación de fauna Silvestre” y a Ley 14.346 de “malos tratos y actos de crueldad a los animales”.