Custodiado por agentes del Servicio Penitenciario, el ex funcionario kirchnerista José López ya está en los tribunales de Comodoro Py para declarar por las supuestas irregularidades en la obra pública en los últimos 12 años.

Luego de Cristina Kirchner, Julio De Vido y Lázaro Báez, que desfilaron por la Justicia en los últimos tres días, hoy le tocó el turno al ex secretario de Obras Públicas que saltó a la fama cuando fue detenido al intentar ocultar casi US$ 9 millones en un convento de General Rodríguez.

Poco antes de las 9, López fue trasladado desde el penal de Ezeiza a Comodoro Py para declarar ante el juez federal Julián Ercolini.

El magistrado lo indagará en la causa que investiga si hubo una organización formada para cometer delitos y enriquecerse con la obra pública, direccionando la misma a favor de empresarios como Báez.

El dictamen de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques enumera una serie de hechos, que abarcan desde la constitución de una empresa de Báez cuatro días antes de que Néstor Kirchner asumiera como presidente hasta la adjudicación de 52 obras viales en Santa Cruz que no fueron controladas.

Las obras objetadas son tramos de la ruta nacional 3, de la nacional 288 y de la provincial 9, todas en Santa Cruz. Las tres fueron adjudicadas a la firma Kank y Costilla, una de las constructoras de Báez.

En esa trama, José López era quien estampaba su firma junto a la del entonces ministro De Vido.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios