En Avenida Peñaloza avanzan diferentes obras para su renovación. Uno de los proyectos que está próximo a finalizar es la primera etapa del desagüe El Sable que se lleva adelante entre la mencionada avenida y Bulevar Zavalla. El intendente José Corral visitó la obra junto a parte de su equipo de trabajo e integrantes de las empresas a cargo del proyecto, la UTE conformada por Boscarino, Ponce y Alegre Construcciones.

El proyecto integra el Plan Director de Desagües Pluviales elaborado por el Instituto Nacional del Agua (INA) y demanda una inversión de $ 16.407.710,73 que son aportados por el gobierno provincial en el marco del Acuerdo Capital. Además, incluye obras complementarias como las acometidas a los conductos, bocas de registro, troneras de acceso y cabezales de mampostería, entre otros trabajos necesarios para el correcto funcionamiento de la obra.

01desagueelsable

Acuerdo Capital

“Es un desagüe de unos mil metros que complementa la pavimentación que se realiza sobre una mano de Avenida Peñaloza, con ciclovía y su correspondiente desagüe”, expresó el Intendente sobre la obra que “se inscribe en el Acuerdo Capital que sellamos con el gobernador Miguel Lifschitz”.

Luego de la recorrida, señaló también que “el proyecto pluvial de El Sable es uno de los más de 40 desagües que se ejecutan en la ciudad, con una inversión de $ 1000 millones por parte de los gobiernos de la Ciudad, la Provincia y Nación”. En ese contexto, anticipó que la construcción del desagüe troncal Espora, que se realizará con fondos nacionales, iniciará en diciembre.

Segunda etapa

La segunda etapa de esta obra se extenderá desde Zavalla hasta Aristóbulo del Valle, alcanzando 1400 metros en total de longitud. Los trabajos, a cargo de la UTE integrada por Montagno y Winkelman, comenzarán a concretarse el próximo mes y cuentan con un presupuesto cercano a los $ 100 millones.

02desagueelsable

“Hay que recordar que en estos momentos estamos repotenciando la Estación de Bombeo Roca, ya que con estas nuevas obras el agua va a llegar en mayor volumen y más rápido. Por eso, se debe aumentar la capacidad de extracción”, explicó José Corral y completó: “Los trabajos que se ejecutan siguiendo el Plan Director de Desagües que llevamos adelante permite modificar el curso del agua: ahora desembocará en la Laguna Setúbal, en lugar del río Salado para no recargar más de agua barrios que ya tenían problemas como René Favaloro, Punta Norte, San José, San Martín, Pompeya y Piquete Las Flores. Estas obras mejoran la calidad de vida de los vecinos y toda la ciudad funciona mejor. Cada desagüe que se hace beneficia a muchas familias santafesinas”.