El Diputado Provincial y el Concejal de la Ciudad de Santa Fe (UCR-FPCyS), junto a la comunidad parroquial Virgen de los Pobres descubrieron un busto en memoria al Monseñor Antonio Rodríguez, quien fue un trabajador incansable a favor de los vecinos y las reivindicaciones del barrio Yapeyú


El crecimiento de barrio Yapeyú, tanto demográfico como en lo que a servicios respecta, se debió al trabajo de un sacerdote, Monseñor Antonio Rodríguez, que siempre preocupado por el desarrollo integral de las personas, luchó incansablemente para lograr una mejor calidad de vida para los vecinos.
El busto que hoy fue inaugurado, obra de Favaretto Forner, se encuentra en la parroquia “Virgen de los Pobres”. Además de la comunidad de la parroquia y el complejo educativo Ceferino Namuncurá, estuvieron presentes muchos vecinos del barrio para brindar homenaje al “Padre Antonio”.
El Diputado Jorge Henn tomó la palabra y se refirió al Monseñor como “un sacerdote con pie en el barro” y continuó: “Eso, justamente es un ejemplo mucho más fuerte que cualquier otro, porque se sostiene en la práctica y nos interpela como sociedad. La fuerza de recordarlo tiene que ver con eso, con dar cuenta de lo que significan estas personas que tienen esta capacidad de pensar un poco más allá, al servicio de lo colectivo. Ellos dan esperanza para continuar con el sueño de un futuro más inclusivo, de un futuro mejor”
EL Concejal Basile, por su parte hizo referencia a la importancia que tiene este homenaje: “Es un reconocimiento a Monseñor Rodríguez pero también a la identidad del barrio, porque al revalorizar a las personas que hicieron mucho por el lugar, se rescatan valores y reconocen actitudes que conciben a Yapeyú, incentivando a seguir por el camino de una mejor comunidad.”