El Sabalero cayó en el último cotejo de local en el 2016. Fue 2 a 0 ante el Rojo por los goels de Meza (27m.PT) y Denis (45m.ST). El cotejo se detuvo en el ST por un fuerte golpe en la cabeza de Sandoval, que chocó con un rival. Fue llevado por precaución en ambulancia a un nosocomio santafesino.

Colon se despidió de su gente en el 2016 con una dolorosa e inexpresiva derrota ante Independiente por 2 a 0. El partido comenzó sin especulaciones. Los dos jugaban a cara descubierta y pensaban más en el arco de enfrente que en el propio. En esto de ir a buscar, el primero que estuvo más cerca de “encontrar” fue el Rojo. El uruguayo Vera se filtró por derecha y con exagerada libertad fusiló a Broun que a duras penas evitó con el cuerpo el primer gol del partido.  Contestó más tarde el Sabalero con la primera a fondo en los pies de Ismael Blanco, que no resolvió bien, luego de una perfecta habilitación de Oviedo.

A los 27 la visita sacó provecho de la circunstancial ausencia de Ceballos quien estaba siendo atendido. Meza se recostó por ese sector, recibió sólo la asistencia de Vera  y sacó un latigazo que se metió abajo contra el palo zurdo de “Fatura”.  Los de Avellaneda arriba en el marcador y más tranquilos en la cancha. Así, la visita comenzó a tocar, rotar, a jugar mejor que los Sabaleros que apenas se arrimaron por el esfuerzo y la voluntad de Silva, y con pelotazos inconducentes al “área Roja”, que nunca fueron conectados por los hombres de Montero.

A los 30 segundos de la parte complementaria, Bustos falló sólo un mano a mano ante Broun. Entró dormido Colón y de “milagros” no quedó dos goles abajo.

El local siguió siendo desborde de Silva y la búsqueda desesperada de cuanto jugador rojinegro ande  merodeando las barbas de Campaña.

Trajinaron, metieron, chocaron… pero no se rindieron nunca. El Rojo defendió con uñas y dientes la diferencia y el Sabalero fue al frente de manera desprolija, casi sin reconocer otro plan que no sea el desborde del chiquito Silva para asistir a un compañero en posición de ataque.

A los 22 minutos un susto grande y momento de incertidumbre en el Brigadier López. Sandoval golpeó su cabeza con un rival y cayó pesadamente. El juvenil fu sacado del campo de juego directamente en ambulancia. El primer informe de los médicos que lo asistieron fue “traumatismo encefálico leve”.

El partido se reanudó y de tiro libre casi lo iguala Colón con un remate de Torres que tapó el uno visitante.

A los 45 (Tello adicionó 10 por la lesión de Sandoval) Germán Denis capitalizó un centro a la corrida de Tagliaffico. El recién ingresado delantero la aguantó y sacó un remate cruzado que dejó sin reacción al golero local. Fue el 2 a 0 (no lo gritó)… el principio del fin.

Se fue el partido con otra derrota del equipo del uruguayo Montero en condición de local (había perdido antes ante Newells). La despedida del 2016 ante su gente fue con sabor amargo. El próximo fin de semana visita a Boca (líder absoluto) en La Bombonera.