Se trata de Gladys Vitale, acusada de ejercer violencia laboral y de haber firmado resoluciones de manera anticipada para aparentar que estaba en actividad. Sus fallos podrían ser anulados.


La jueza Gladys Silvia Vitale fue denunciada por sus empleados, quienes la acusan de ejercer violencia laboral, de obligarlos a limpiar su casa y de falsificar su presentismo para irse de vacaciones.
Vitale, del juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N°4 de Morón, que cuenta con más de 60 imputaciones, fue primero denunciada por Laura Medrano, que presuntamente fue obligada tanto a limpiar la casa de la jueza en horario laboral como a buscar a sus hijos por el colegio, informó ayer el programa Telenoche, en El Trece.
A raíz de aquella denuncia, otros empleados declararon y denunciaron otros tipos de violencia dentro del juzgado, como insultos o que la jueza no les permitiera ir al baño.
Pero además de los malos tratos, Vitale está en la mira por haber falsificado si presentismo en Tribunales. Según la denuncia, le habría ordenado a una empleada que la hiciera figurar presente cuando en realidad estaba de vacaciones.
En ese sentido, la jueza está señalada por haber firmado resoluciones de manera anticipada y por simular su presencia haciendo que los expedientes despachados “salieran” cuando ella estaba en el exterior, lo que podría desencadenar en que esos fallos sean anulados y en que Vitale enfrentara un juicio político.