El Gobierno anunció que convocará a gobernadores, legisladores y gremios para participar de una mesa de trabajo que debata la ley. Luego de una jornada cargada de negociaciones, el proyecto opositor de reforma del Impuesto a las Ganancias quedó este martes en pausa en el Senado a la espera de una convocatoria formal del Gobierno a una mesa de trabajo multisectoral para definir una nueva propuesta “consensuada”.

Fuentes de la Casa Rosada confirmaron a NA la decisión de convocar al diálogo a gobernadores, legisladores y gremios, en momentos en que la Cámara alta llevaba a cabo el debate sobre el proyecto opositor en el ámbito de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, por donde pasaron gobernadores y sindicalistas.

El proyecto de la oposición -que tiene ya la aprobación de Diputados- finalmente no obtuvo dictamen de la Comisión, dado que sólo cosechó cinco de las nueve firmas que se necesitaban: Juan Manuel Abal Medina, Graciela de la Rosa, Omar Perotti, Pedro Guastavino y María Ester Labado, todos del PJ-FPV, fueron los únicos que firmaron.

La razón por la que el proyecto no consiguió dictamen está atada a las intensas conversaciones y negociaciones entre el oficialismo y la oposición que se desarrollaron tras bambalinas, mientras la Comisión discutía la iniciativa, y que derivaron en la convocatoria del Gobierno.

La Casa Rosada comenzó a madurar su estrategia por la mañana, durante una reunión entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilió Monzó, y el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja, Luciano Laspina, por el oficialismo, y el jefe del bloque PJ-FPV, Miguel Pichetto, y los senadores Omar Perotti, Rodolfo Urtubey y Pedro Guastavino, por la oposición.

En ese encuentro, celebrado en el despacho de Pichetto en el segundo piso del Senado, los legisladores peronistas le sugirieron a los representantes de la Rosada que convocaran a una reunión a gobernadores, legisladores y sindicalistas para consensuar un nuevo proyecto.