El Gobierno de la Ciudad convocó a referentes de organismos públicos, universidades, organizaciones sociales y del sector privado a un Taller Integrador de Resiliencia, en el que se analizaron problemas relacionados con la violencia e inseguridad urbana así como la situación de barrios con alta vulnerabilidad social y asentamientos informales en zonas de riesgo hídrico. Como parte de las actividades previstas para elaborar la Estrategia de Resiliencia de la Ciudad, el encuentro apuntó a desarrollar propuestas concretas y desde una mirada integral para mejorar la calidad de vida de las personas.


En el marco de la elaboración de la Estrategia de Resiliencia de la Ciudad, este miércoles se desarrolló un Taller de Integración en el que se abordaron dos ejes de trabajo: “Hábitats Integrados” y “Comunidades seguras y conectadas con las oportunidades”. El encuentro, que forma parte de las actividades previstas dentro del Plan de Trabajo del Programa 100 Ciudades Resilientes, contó con la participación de referentes de distintos organismos públicos y áreas del Estado así como de representantes de organizaciones de la sociedad civil, universidades y también del sector privado de la ciudad.
La secretaria de Comunicación y Desarrollo Estratégico, y directora de Resiliencia de la Ciudad, Andrea Valsagna, tuvo a su cargo la apertura del encuentro, que se desarrolló en el Centro de Convenciones Estación Belgrano. “Es un Taller que estamos realizando en el marco de las actividades para desarrollar la estrategia de resiliencia de la ciudad”, señaló la funcionaria municipal. “Santa Fe es una de las dos ciudades argentinas, y de las pocas en el mundo, que forman parte de la red de 100 Ciudades Resilientes que fomenta la Fundación Rockefeller; y por estar incorporada en esta red, estamos recibiendo asesoramiento técnico para abordar determinadas problemáticas que tiene la ciudad de Santa Fe”, subrayó.
En esa línea, Valsagna destacó que aunque existe un aprendizaje a partir de la experiencias de las inundaciones, y se cuenta “con una política de gestión de riesgo que nos permite atacar estos inconvenientes para estar mejor preparados y que la ciudad vaya creciendo teniendo presente el problema de la crecida de los ríos y las lluvias intensas, sin embargo, existen otras problemáticas. Por ello, con la estrategia de resiliencia, la idea es que podamos fortalecer también a la comunidad en esos otros temas que aún están pendientes”, argumentó.

Mirada integral
Tras destacar la amplitud de la convocatoria, que reúne a representantes del sector público y privado, local y provincial, organizaciones e instituciones de la sociedad civil, la directora de Resiliencia de la Ciudad, explicó que en el encuentro “se analizaron las relaciones que suelen plantearse entre la violencia y la vulnerabilidad, entre los homicidios y la inseguridad con las condiciones de pobreza y la falta de acceso a servicios; cómo se vincula esto con los problemas de riesgo hídrico”.
A través del Taller, se busca generar un espacio de diálogo, intercambio de opiniones e integración de enfoques en torno a las problemáticas del crimen y la violencia endémica, de las viviendas radicadas en zonas de riesgo hídrico y sin acceso a servicios básicos así como de los asentamientos informales con alta vulnerabilidad social. En ese sentido, consideró importante el trabajo conjunto a fin de evitar los abordajes de las problemáticas de manera parcial. “Lo interesante y más enriquecedor es que todos aportamos una mirada integral y compartimos los recursos, los enfoques y las acciones para mejorar las condiciones de vida de la gente. Hace unos días hicimos un Taller similar con todos los sectores que trabajan vinculados a los problemas específicos de seguridad y hoy sumamos los actores que están relacionados con los problemas de hábitat, de acceso a vivienda, de integración barrial, con la idea de mirar las dos cosas”.
Finalmente, Andrea Valsagna sostuvo que el objetivo de estos encuentros “es construir iniciativas y propuestas concretas que el año que viene podamos poner en marcha, mejorando las cosas que ya tiene en marcha el municipio, pero también integrando otras; y además conseguir financiamiento para poder llevarlas adelante”.

FuentePrensa MCSF
Compartir

Comentarios