La compra online no reemplaza a la física, pero si la reversiona. Mientras que el consumidor es cada vez más conciente de su rol, se informa y se interesa, las empresas generan maneras más amigables de ofrecer sus productos. Un repaso de las claves para adquirir productos.

La experiencia de compra

Desde que se originó el e-commerce, se habló de que podría afectar las ventas en los locales. Pero una cosa no quita la otra y la compra física sigue vigente aunque las firmas deberán generar más propuestas novedosas en la experiencia de compra. El consumidor está deseoso de que ese momento sea único. Pattisserie, pop up stores, personal shoppers y distintas activaciones son más que bienvenidas para el cliente que quiere sentirse agasajado.

La compra online simple

Si la idea es incursionar en el universo del e-commerce, que sea impecable. El consumidor está cada vez más exigente no sólo en cuanto a la comodidad de recibir el pedido sin salir de casa, sino que por sobre todo, a la facilidad del trámite. Si se vuelve engorroso, ya no le interesa.

El rosa

Será el tono de la temporada que se viene. Miu Miu, Balenciaga, Valentino y Céline son una de las tantas marcas que se sumaron a proponerlo en su pasarela, lo que significa, no falta mucho para empezar a verlo en las calles también.

El consumidor activo

Ya no se trata de comprar simplemente porque lo vio en la vidriera y le atrajo. Ahora, el cliente no sólo quiere gustar de sus adquisiciones sino que también de dónde vienen. La marca que comunica quién es, que valores tiene y hacia dónde va, es la que gana. Si encima, ese contenido lo vuelca en sus redes sociales e invita a sus seguidores a participar, más aún. Los productos de calidad y precio acorde, son los más buscados.

FuenteInfobae
Compartir

Comentarios