Como parte de la cadena de la construcción, la industria se ve perjudicada por el ingreso de piezas de Brasil. También preocupa la situación de los trabajadores.

Juan Domingo Moreyra (LT10)

Ante la inestabilidad económica que afecta a diversos sectores de la producción y la industria, Juan Domingo Moreyra, secretario Adjunto del Sindicato Obrero de la Cerámica, Porcelana y Azulejos, comentó este miércoles –en contacto con LT10– que su sector “se ve afectado por la importación” y “por la crisis en la zona”, en referencia a nuestra provincia.

“De Brasil está entrando mucha mercadería porque ellos también están en crisis. Y también tenemos problemas con la importación en las ramas de pisos y revestimientos. El segundo importador más grande de pisos viene de Brasil”, ilustró Moreyra. Y agregó que en la provincia también “fábricas de ladrillos que están afectadas por el parate fuerte de la obra pública y de la obra privada también”.

Frente a este panorama, la situación de los trabajadores también es motivo de preocupación. “Durante muchos años hemos tenido empresas chicas, de familias. En el gobierno anterior hemos tenido un Repro que llegó a ser de mil pesos por trabajador. Más allá de la plata, hemos tenido más de 84 Repro en todo el país. No es la solución –subrayó– . La solución de fondo es una discusión más profunda de una política industrial. ¿Queremos un país industrial o de servicios? Tiene que haber una política que sostenga a la industria”, planteó tajante.

Comentarios