Las lluvias obligaron el corte total de la ruta 9, luego del alud registrado el martes pasado que dejó más de 1.700 damnificados, dos personas muertas y dos desaparecidos, en medio de una situación calificada por las autoridades como “crítica”.

“Esta mañana no llueve, hay un sol radiante y se sigue trabajando a destajo pero evidentemente el clima no ayuda y está retrasando las tareas del personal”, dijo a la agencia Télam el director de Emergencias de Jujuy, Alejandro Cooke.

La tormenta de anoche motivó la rápida intervención del Comité de Emergencias que dispuso la evacuación preventiva de varias familias quienes fueron trasladadas a los centros habilitados hasta que mejoren las condiciones.

“Hubo también autoevacuados, pero no es cierto que hubo un nuevo alud, sí se mojó el barro que está estacionado en todo el pueblo desde el martes pasado y que demanda una labor intensa de las máquinas viales y de las cuadrillas”, añadió Cooke, a casi una semana del alud en esa zona de la región de la quebrada.

Las lluvias de anoche causaron preocupación entre los vecinos de Volcán y decenas que habían vuelto a sus casas tuvieron que regresar a centros de refugiados que son la iglesia, un campamento de Vialidad y la casa de la familia Bárcena.

Tras volver hoy nuevamente a sus casas, esos centros siguen funcionando y brindando asistencia a 270 evacuados.

“El tiempo no nos acompañó, la fuerte lluvia de ayer hasta la madrugada de hoy nos perjudicó en el trabajo de ayuda a la gente”, dijo el ministro de Seguridad de Jujuy, Ekel Meyer, y apuntó que “no hubo cuestiones de salud graves y los centros de distribución alimentaria trabajan con normalidad”.

Según señaló el ministro en declaraciones radiales, “a las 10 de la noche se produjo la evacuación de gente en Volcán y en menor medida en Tumbaya pero ya están retornando a sus casas”.

Meyer advirtió que “es vital que el clima nos acompañe fundamentalmente para poder despejar la ruta 9 y poder evacuar a la gente del norte” situación que ha motivado la utilización de una ruta alternativa por San Antonio de los Cobres (Salta) y de caminos para peatones y cuatriciclos en la zona del desastre.

En Bárcena, al sur de Volcán, se encuentra “habilitado con precaución” el camino transitorio habilitado para el paso de vehículos oficiales y de emergencia por la crecida del arroyo.

Por otro lado, Meyer llevó tranquilidad a la comunidad en el sentido de que el operativo de anoche se realizó por una cuestión de emergencia donde ante la menor situación que se produjera se debía evacuar a la gente por la geografía del lugar.

Por esa razón, aseguró que “no hay situación de riesgo, no hubo desprendimientos, no hubo bajada de barro, lo que si el anegamiento que dejó el alud hace que el agua corra y vuelta a instalarse en las calle perjudicando los trabajo”, explicó.

Meyer refirió también que es permanente la búsqueda a través de la brigada de bomberos de las dos personas desaparecidas, se los buscó en la vivienda que revisada por completo y “hay versiones de un vecino que dicen haberlos visto caminando al momento del alud con barro hasta la rodilla”.

“Seguimos buscando creemos que se pueden haber instalado en algún lado”, añadió.

Los desaparecidos son Elena Zambrano, de 77 años, y Juan Carlos Zambrano, de 59, quienes residen en la localidad de Volcán, que quedó casi completamente inundada de lodo, agua y piedra el martes pasado.

Por su parte, la secretaria de Derechos Humanos de Jujuy, Susana Haquim describió que la situación en la zona de Volcán, Bárcena y Tumbaya “es muy crítica”, y añadió que “para hoy por la tarde está pronosticado tormenta”.

Haquim señaló que “lo que se estaba logrando ayer era la reconstrucción de la ruta que va al norte porque tenemos pueblos incomunicados y desabastecidos, toda la parte norte el camino de Purmamarca, Tilcara no tiene combustible, no hay dinero en los cajeros y los almacenes vendieron toda la comida”.

Consultada sobre si es posible alguna obra, la funcionaria sostuvo que “por el momento no, aunque habría que analizar con las nuevas tecnologías qué podemos hacer porque esto es cíclico, como los volcanes, la diferencia es que aquí en lugar de lava lo que baja es lodo y piedra y las piedras son como del tamaño de un auto”.