Walter Bertoia, secretario General del sindicato, dio cuenta de la preocupación del sector “por las condiciones de seguridad” en las que los trabajadores de la EPE deben realizar sus tareas habida cuenta de la emergencia vigente.

Waler Bertoia (LT10)

A instancias de situación de emergencia que atraviesa la provincia que conlleva la realización de tareas especiales por parte de los empleados de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), desde Luz y Fuerza de Santa Fe se lanzaron una serie de observaciones. En primer término, se manifestó la preocupación “en cuanto a las condiciones de seguridad en las que se trabaja durante las emergencias. Los trabajadores hacen un gran esfuerzo y ponen todo de sí para sacar el servicio adelante, lo cual implica, a veces, exceso de horas de trabajo y estar sometidos a presiones de todo tipo”, expuso el secretario General del sindicato, Walter Bertoia.

En declaraciones a LT10, el dirigente remarcó las exigencias que realiza la empresa, “originadas por el servicio”, como también “desde gran parte de la sociedad” dado que “todo el mundo necesita que el servicio se restablezca lo más rápido posible”. “Estamos muy preocupados, tenemos mucha gente joven y se han presentado situaciones bastante complicadas, en las que trabajadores han soportado la presión de la gente a través de piquetes o de amenazas”, graficó. Y consignó que se registraron “hechos de violencia en algunos barrios de la ciudad”.

Sobre lo que ocurre en la provincia, Bertoia destacó que hay lugares que “son inaccesibles por las inundaciones”. “Se hace muy difícil para los trabajadores trabajar en condiciones eléctricas seguras”, adujo.

Por último, el secretario planteó que en la actualidad la EPE dispone en todo el territorio provincial de una “estructura de 3.700 trabajadores”, mientras que en la década del 80 la planta era de 5.000 trabajadores. Por tal motivo, “hoy la necesidad de la empresa para seguir garantizando el servicio eléctrico y dar una mejor respuesta sería que, desde gobierno y desde las autoridades de la empresa, se incorporen, por lo menos, mil trabajadores”, esgrimió.