El dirigente justicialista recorre la provincia, de cara a su lanzamiento como candidato a diputado. Adelantó que irá con lista propia dentro del PJ y aprovechó para defender a la ex presidente por la polémica de las escuchas telefónicas en la causa Efedrina y apuntó contra el Poder Judicial y algunos periodistas, al opinar que hay una fenomenal operación política.


“Yo estoy muy preocupado por el uso que está haciendo el gobierno de los servicios de inteligencia, que pareciese que en lugar de estar al servicio del auxiliar de la justicia o las investigaciones que se puedan hacer está utilizado para perseguir a dirigentes políticos opositores”, aseguró el Parlamentario del Mercosur a la prensa. Y apuntó contra el Poder Judicial, argumentando que “la intervención del teléfono de Oscar Parrilli, hoy un ciudadano, al igual que la ex presidenta Cristina de Kirchner, otra ciudadana, así que la comunicación entre dos ciudadanos sin responsabilidades institucionales fue decidida por el juez Lijo en el marco de la causa de Pérez Corradi, que acaba de ser sobreseído”.
Además, cuestionó que “se extrae una parte de esa comunicación telefónica, entre la presidenta y Oscar Parrilli, se interpreta forzadamente en forma equivocada. La presidenta nunca dice “nosotros le armamos carpetazos”; “nosotros no armamos carpetazos”, esto es lo que dice la presidenta y se hace una fenomenal operación política, con una cantidad de interrogantes, una cantidad de preguntas, quién filtró esa comunicación, ¿lo hizo el Juez Lijo, lo hizo el Fiscal Marijuán?”
También apuntó contra un sector de la prensa. “La relación entre el fiscal Marijuán y el periodista Luis Majul ya es pornográfica”, aseguró, y recordó que “a Majul (Marijuán) le mandó un Whatsapp diciendo que la iba a dejar a la presidenta al borde de la prisión y ahora Majul es el que tiene esta cinta. ¿Quién ha sido, la Corte Suprema de Justicia, que es la que está encargada de la cinta?”
Finalmente, aseguró que irá con lista propia en las elecciones a diputado, siempre dentro del PJ, “por todo lo que se va a jugar en la próxima composición parlamentaria”, pero lamentó “tener preocupación de que uno no puede ejercer sus derechos políticos con absoluta libertad y con toda la seguridad que el estado debe tener”.