El hecho se produjo en la Dirección de Recursos Inmobiliarios Fiscales, dependiente del Ministerio de Economía

Nuevamente oficinas del gobierno de la provincia de Buenos Aires fueron blanco de un ataque con tintes mafiosos. Esta vez fue en la Dirección de Recursos Inmobiliarios Fiscales, perteneciente al Ministerio de Economía provincial, ubicada en el primer piso del edificio de calles 7, 8, 45 y 46, en la ciudad de La Plata.

Según se informó oficialmente, al menos una persona entró el jueves por la noche -no descartan que sean más- y dañó 13 computadoras y 2 impresoras. Además, cortaron cables para inutilizar equipos. En principio se cree que no se llevaron nada. Las autoridades del ministerio, a cargo de Hernán Lacunza, realizaron la denuncia, que quedó radicada en la Comisaría 1ra de La Plata.

La Dirección de Recursos Inmobiliarios Fiscales tiene como función administrar todos los inmuebles cuya titularidad detenta la provincia de Buenos Aires, o que son alquilados para dependencias oficiales, explicaron desde la administración bonaerense.

Ante la consulta de Infobae, allegados a la Gobernación recordaron que recientemente se había iniciado un proceso para reestructurar y transparentar todo lo vinculado a los bienes pertenecientes a la Provincia. Dentro de 15 días estaba previsto el primer remate, por lo que no descartan que un nexo con este hecho vandálico.

Desde que asumió María Eugenia Vidal, la gobernadora y algunos de sus ministros sufrieron varios episodios de características extrañas. En junio del año pasado, un grupo de personas ingresó a un domicilio del jefe de Gabinete -y hombre de confianza de Vidal-, Federico Salvai, y provocó destrozos. Tiempo después fue la propia mandataria la que sufrió una intrusión en su despacho. Además, en un incendio intencional producido en un juzgado de San Martín, le dejaron una amenaza con letras recortadas de revistas.

Estos y otros episodios llevaron a Vidal a reforzar su seguridad y la de su familia. De hecho, la mandataria está viviendo con sus hijos en una base militar militar en una casa que fue especialmente reformada.