La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe viene implementando el programa en los barrios. Intenta resolver, pacífica y extrajudicialmente, conflictos relacionados con hechos de violencia, convivencia urbana, relaciones familiares y comerciales, entre otros.

En tal sentido, la Directora General del Centro de Mediación, Liliana Bellone, recordó que el organismo “tiene dos sedes, uno en cuidad de Santa Fe y otro en ciudad de Rosario”, e informó que durante 2016 se han realizado “más de 400 mediaciones de tipo voluntarias, o sea la gente, voluntariamente viene, voluntariamente hace una propuesta y voluntariamente la cumple. Eso es un poco la esencia de la mediación, en general”.
La funcionaria también explicó que “a diferencia de lo que es la mediación judicial que está instalada muy bien en la provincia, la mediación pre judicial es una instancia obligatoria, pero la esencia de la mediación es siempre la voluntariedad; mientras que la mediación que nosotros le ofrecemos a la comunidad desde Defensoría es totalmente gratuita, no porque pensamos que no es necesario el asesoramiento de un abogado, que es muy importante”. Y añadió: “nosotros contamos con un equipo de abogados que está en la planta baja del edificio y que brindan asesoramiento gratuito, luego de ese asesoramiento gratuito pasa al área de mediación, pero también es totalmente gratuito, entonces las personas pueden haber resuelto un problema, un conflicto que por ahí lleva años resolverlo en la parte judicial, en una hora y media, en dos reuniones de una hora y media, se lo puede ver totalmente resuelto y totalmente gratuito”.
Bellone también puntualizó que la mayoría de los conflictos atendidos son “los familiares, todo lo que sea alimentario, todo lo que sea el derecho comunicacional, el tema de los ancianos, eso es lo que más nosotros hacemos”, seguidos por “muchos de vecinos, sobre todo el tema crucial de la vivienda, en cuanto humedad, rajaduras, propiedad horizontal, de eso también tenemos muchísimo”.

Aliviar a la justicia
En tanto, la Directora Provincial de Desjudicialización de la Solución de los Conflictos, Eleonora Aviles Tulián, destacó que “desarrollar la mediación voluntaria con una cercanía a los vecinos y a los barrios implica poder llegar a acuerdos con otras instituciones que están trabajando los barrios y llevar la Defensoría del Pueblo a lo lugares en vez de que la gente tenga que acerarse siempre a la Defensoría”, y que para esto es necesario “el desarrollo de la mediación comunitaria, la formación y capacitación de mediadores comunitarios”. Por eso, añadió “se ha firmado un acuerdo con el Ministerio de Justicia de Nación y empezaremos en el mes de abril a formar mediadores comunitarios a los fines de que esta herramienta pueda ser extendida a todas las distintas zonas de los barrios de Santa Fe y Rosario, fundamentalmente aquellos de mayor vulnerabilidad o conflictividad social” y aseguró, finalmente, que “la herramienta de la mediación comunitaria es una mediación efectiva para prevenir conflictos que después deriven en situaciones muchísimas mas complejas, incluso en situaciones delictuales”.