Wellington Moreira Silva, del PMDB, había sido designado jefe de gabinete.

El gobierno de Michel Temer comienza a sentir cada vez más cerca la presión por las investigaciones anticorrupción del esquema de sobornos de Petrobras. Ayer, un juez federal en Brasilia suspendió la designación en su gabinete de uno de sus mayores hombres de confianza, sospechado de haberse beneficiado de sobornos de la compañía Odebrecht.

Wellington Moreira Franco, una de las principales figuras del oficialista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), era hasta la semana pasada secretario de Inversiones. Su nombre había aparecido varias veces en las filtraciones del acuerdo de delación premiada firmado por 77 exejecutivos de Odebrecht.

Luego de que el Supremo Tribunal Federal (STF) aprobó, el lunes último, el acuerdo de Odebrecht, Temer nombró a Moreira Franco jefe de gabinete, cargo con el que ganó foro privilegiado y quedó fuera de la jurisdicción del juez federal de Curitiba Sergio Moro, quien lleva adelante la causa del petrolão.

Al ordenar la suspensión del nuevo ministro a través de una medida cautelar, el magistrado Eduardo Rocha Penteado, de Brasilia, consideró que Temer incurrió en “desvío de finalidad” para proteger a su aliado. A través de la Abogacía General de la Unión, el gobierno afirmó que apelará la decisión del juez.

No fue el único revés que sufrió el PMDB ayer. El Tribunal Regional Electoral del estado de Río de Janeiro anuló el mandato del gobernador Luiz Fernando Pezão y de su vice, Francisco Dornelles, por abuso de poder económico. Según los jueces, el político omitió en la presentación de cuentas de su campaña de 2014 gastos relacionados con la producción irregular de material publicitario y decidieron que haya nuevas elecciones directas de autoridades.

El fallo agrava el clima de incertidumbre en el estado, sumido en una profunda crisis financiera.

En tanto, en Curitiba, Moro negó el pedido del ex presidente Lula da Silva para posponer las audiencias por las causas que tiene en su contra, que deben comenzar hoy. El ex jefe de Estado había solicitado la postergación a causa de la muerte de su esposa, Marisa Leticia, la semana pasada.