Jackson Follmann, el arquero de Chapecoense que sobrevivió al accidente aéreo que dejó 71 víctimas en Colombia comenzó a caminar luego de haber sufrido la amputación de su pierna derecha. Ayudado por una prótesis y un andador, dio sus primeros pasos y se planteó objetivos de cara al futuro.


“Pienso en participar en los próximos Juegos Paralímpicos. Soy un atleta, y así me veo. Eso me va a facilitar la recuperación y tengo pensamientos muy positivos”, dijo Follmann, tras su primera sesión en un gimnasio.
“Después del accidente, mi sueño era pararme y caminar. Hoy estoy cumpliendo ese sueño. Hoy mi felicidad fue ir solo al baño y lavarme los dientes, algo que hasta ayer precisaba ayuda”, le dijo Follman al diario brasileño Folha. “Quiero trabajar, hacer actividades físicas y practicar deportes”, concluyó el brasileño.

Comentarios