Un hombre de 76 años sufrió el accidente esta mañana cuando desayunaba en un local de comida rápida en la ciudad. El señor fue librado de su estado gracias al rápido accionar del encargado de seguridad del comercio y dos policías de la guardia motorizada.

Policías Asistentes – LT10

El hecho se produjo en un reconocido local de comida rápida de la ciudad, ubicado en plena peatonal. Hoy, mientras desayunaba como de costumbre en el local, sufrió un accidente y se atragantó con un pedazo de medialuna. Según explicaron, en diálogo con LT10, un guardia de seguridad del local salió a pedir auxilio y en ese momento aparecieron dos oficiales de la policía motorizada, quienes le salvaron la vida al abuelo.

Alejandro Bruna, uno de los héroes inició y dijo que “venían patrullando como todas las mañanas” cuando justo pasan por la puerta del local y ven al seguridad pidiendo ayuda. “Nos bajamos rápido,  entramos y vimos a una persona de avanzada edad tomándose del cuello, haciendo ademanes”.

Wilson Mazo, de 21 años, el otro policía que intervino agregó que bajaron, y vieron al masculino de color azul por falta de aire, rápidamente procedieron, “yo lo levanté y mi compañero lo rodeó con sus brazos y presionó el tórax, el hombre ya estaba azul, prácticamente sin aire”, cerró.

Ambos uniformados, con coraje y éxito lograron salvarle la vida al abuelo.

Según se pudo averiguar, el señor sufre Mal de Parkinson lo que le genera problemas a la hora de comer y hoy salvó su vida gracias al rápido accionar de un seguridad del local y dos policías.

Compartir

Comentarios