Este martes se registraron dos heridos por mordeduras de esos peces: una joven brasilera sufrió la amputación parcial de un dedo. Parte del balneario fue clausurado.

El domingo las palometas mordieron a unas diez personas que disfrutaban del río en la Rambla Catalunya, en la zona norte de Rosario, el lunes hubo una picadura de raya y este martes volvieron a registrarse dos lesionados por las palometas.

Una joven brasilera de 22 años sufrió la amputación de la falange del tercer dedo del pie derecho. Fue atendida por la unidad médica de La Florida y derivada al hospital Eva Perón. La segunda víctima fue un chico de 23, con un corte leve en el pie.

Los ataques se registraron sobre el inicio de la Rambla, la zona lindera al club Remeros, y allí se clausuró el acceso al Paraná. En tanto, en el resto de la Rambla se colocaron banderas amarillas de precaución.