El viceministro de Exteriores ruso Gennady Gatilov se quejó porque su país aún no ha sido contactado por el nuevo gobierno de los Estados Unidos para discutir una “solución política” al conflicto en Siria. Moscú se muestra “impaciente” por la falta de canales de comunicación directa entre el presidente norteamericano y Vladimir Putin.

El viceministro de Exteriores ruso, Gennady Gatilov, dijo este lunes que Rusia estaba lista para restablecer el contactos con los Estados Unidos sobre la guerra en Siria, según informó la agencia rusa Interfax.

“Hasta ahora no hemos recibido contacto de los Estados Unidos para discutir una solución política en Siria”, señaló Gatilov.

“Si la situación cambia por parte de los estadounidenses, nosotros, por supuesto, estaremos listos para reanudar las consultas sobre asuntos en Siria, incluyendo aquellos relacionados al proceso de paz en Ginebra”, agregó.

A principios de marzo concluyó en Ginebra la cuarta ronda de negociaciones por la paz entre el gobierno sirio, la oposición y los diferentes actores internacionales, la última fase de un proceso comenzado en 2012 que pareció mostrar avances con respecto al año anterior.

En tanto esta semana se espera que comiencen las conversaciones de paz en Astana, Kazakstán, auspiciadas por Rusia pero resistidas por los rebeldes sirios.

El domingo el portavoz del Kremlin había expresado su impaciencia ante el hecho de que las relaciones bilaterales entre Rusia y Estados Unidos no se hayan reforzado desde la llegada a la presidencia de Donald Trump.

En una entrevista con la CNN, Dimitri Peskov señaló que el gobierno de su país está ansioso por mejorar las relaciones con Washington, y consideró “imperdonable no mantener un diálogo”.

“Esperábamos que nuestros contactos fueran más frecuentes, más profundos, para poder sentarse y hablar para intentar comprender, porque hubo una pausa significativa de nuestras relaciones bilaterales”, dijo Peskov en la entrevista, emitida este domingo.

“Para países como Rusia y Estados Unidos, es imperdonable no dialogar, especialmente ante la cantidad de problemas regionales y globales que tenemos”, añadió.

A principios de semana, Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, acordaron desarrollar relaciones “de igual a igual” y establecer una “verdadera coordinación” para combatir al grupo Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) en Siria, indicó el Kremlin.

Trump “no esconde el hecho de que no está de acuerdo en muchas cosas con Rusia, pero es suficientemente pragmático para decir que tenemos que hablar”, señaló Peskov.

“Tenemos que comparar nuestras posturas para encontrar puntos en común”, subrayó. “Al mismo tiempo, dice que debemos juntarnos y comenzar a dialogar. Por desgracia, no sabemos cuándo puede comenzar ese diálogo”.

Peskov también se mostró preocupado por las afirmaciones de las agencias de inteligencia estadounidenses de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales del año pasado a favor de Trump.

Varios comités del Congreso siguen investigando cómo y en qué medida pudo haber ayudado Moscú a Trump a ganar a su contrincante, la demócrata Hillary Clinton.

“Creemos que es un verdadero peligro para el futuro de nuestra relación bilateral, y queremos que esta histeria llegue a su conclusión lógica”, deseó el vocero.

Comentarios