Fernando, hermano de la segunda víctima en el show de Olavarría, contó que iniciará acciones legales contra el municipio, la productora y el músico “por ser la cara visible” de lo ocurrido el fin de semana.

La angustia de Fernando Bulacio se siente en sus palabras. El dolor no dejó de crecer desde el momento en que supo que Juan, su hermano, era uno de las dos fallecidos durante recital del Indio Solari en Tandil. Esta mañana, cuatro días después, su familia comenzó la búsqueda de justicia y planea iniciar acciones legales contra el municipio, la productora e incluso el músico, a quien le endilgan ser “la cara visible de todo esto”.

“Alguna parte de la responsabilidad le corresponde a él también. Mi cuñada está muy dolida y quiere que todos se hagan responsables”, señaló Fernando en una entrevista con Más Despiertos, de LN+.

Además, se quejó de que el músico no frenó el recital a tiempo. “Con 20 minutos no alcanzó. Tendría que haber estado parado una hora o una hora y media. La gente se iba a quedar igual”, expresó el hombre entre lágrimas.

Juan, a quien todos conocían como “el Colo”, vivía en Garín y tenía cuatro hijos y una nieta. Había viajado hasta Olavarría con parte de su familia y fue justamente Fernando el encargado de reconocer su cuerpo en la morgue. “Dicen que fue un paro cardio resporatorio, pero las marcas no son de eso. A mi hermano me lo pisaron todo”, relató.

Los informes periciales confirmaron que tanto Juan como el otro fallecido, Javier León, habían consumido alcohol y drogas en dosis importantes. En el caso de Bulacio, la proporción de alcohol en sangre era de 2,03 gramos por litro y de 1,23 gramos de estupefacientes (marihuana y cocaína).

Más allá de esos resultados, Fernando cuestionó la falta de asistencia durante el recital, mientras se desarrollaban las avalanchas. “Si consumió o no consumió tampoco quita que recibiendo una atención rápida yo no tendría que haber ido a reconocerlo en una bolsa”, reclamó.

Comentarios