APYME y otras organizaciones empresarias adherirán al paro de mañana. Convocan a un persianazo pacífico.

“Nosotros creemos que el gobierno tiene que replantear la política económica y que nos incluya a todos. No es una actitud ni antidemocrática el paro ni es una actitud que queremos voltear un gobierno, ni todos los dirigentes, como quieren plantear, son peronistas, ni son kirchneristas…hay de todo. Lo que hay son términos objetivos: los trabajadores han perdido poder adquisitivo y eso afecta el mercado interno. Y las empresas Pyme hemos perdido competitividad y además nos han establecido medidas como la apertura de importaciones, el aumento de tarifas y las altas tasas de interés que son la tormenta perfecta”, argumentó Mario Galizzi, presidente de APYME.
En el mismo sentido, el dirigente recordó que “el observatorio de la importación que lleva el Ministerio de la Producción adelante nos va mostrando, mes a mes, el impacto que tienen, no solamente en la caída del producto sino también en la cantidad de puestos de trabajo y menos producción del sector”. “Cuando a nosotros nos dicen que no somos competitivos, yo les pregunto ¿qué importancia tiene importar zapallos de Japón, como hay en las góndolas santafesinas, o cerdo, o carne, en la mejor tierra del mundo? No pasa por un problema de competitividad, pasa porque los costos argentinos, y no estoy hablando del costo de los trabajadores, están por las nubes y hacen inviable que las empresas puedan funcionar”, explicó.
Por otro lado, consideró que se han registrado “aumentos en los servicios públicos, como la electricidad y el gas: nosotros estamos pagando el gas tres veces más caro que Estados Unidos”, señaló Galizzi. “La caída del salario también es un tema que impacta en el mercado interno –prosiguió-, si el salario de los trabajadores, que ya cayó, y que, con esta nueva paritaria, no recupera lo que se perdió el año pasado, es un mercado interno que cae. A eso, agréguenle que las tasas de interés en la República Argentina están por las nubes”, continuó el representante de los pequeños y medianos industriales”.
Además, Galizzi explicó que “cada cuatro dólares que ingresan solo uno se invierte y los tres entran a la bicicleta financiera” y no hay inversiones en el país “porque hay un régimen tributario que es regresivo”, y “las posibilidades de competir son imposibles”. Según el referente “esto hace que el sector Pyme no le quede otra que empezar a plantear, fuertemente, junto con los trabajadores, la necesidad de que se revean este tipo de políticas”.
“Cuando uno ve que al sector minero le sacaron los impuestos, que al sector agroexportador le bajaron las retenciones, que el sector financiero puede establecer la tasa que quiere…uno ve que hay ganadores y perdedores, y acá los grandes ganadores de la aplicación de este modelo es el sector importador, el sector financiero, el sector agroexportador, el sector minero, pero no el sector productivo ni el sector de los trabajadores”, remató.