Detuvieron a dos terroristas. Ambos franceses, fueron arrestados en Marsella. Planeaban un ataque suicida contra un candidato.

A cinco días de los comicios franceses, dos hombres que preparaban “un atentado terrorista inminente contra un candidato presidencial” fueron detenidos esta mañana, en el centro de Marsella, el puerto fenicio al sur de Francia. Con 23 y 29 años pensaban lanzar un acto suicida contra uno de los 11 candidatos presidenciales, según fuentes de la seguridad francesa.

En el allanamiento del lugar donde se encontraban los jóvenes, encontraron un video donde mostraban su alianza a Daech o el autoproclamado ISIS. También estaba la foto de un diario francés con la foto de un candidato, que la policía no ha identificado. Pero el diario Le Parisien sostuvo que era una copia del diario La Depeche del 12 de abril, con la foto de François Fillon, el candidato de Los Republicanos.

Los dos jóvenes radicalizados fueron detenidos por los servicios antiterroristas de la Dirección general, cuando “tenían la intención de cometer un atentado en los próximos días” dijo el ministro del interior Mattias Fekl.

“Los dos hombres, radicalizados, nacidos respectivamente entre 1987 y 1993, de nacionalidad francesa, tenían la intención de cometer un atentado a muy corto plazo, es decir en los próximos días, en el suelo francés” dijo el ministro a la prensa.

Las detenciones se produjeron en el barrio 3 de Marsella y se encontraron gran cantidad de explosivos, que forzaron a evacuar a los vecinos.

Los sospechosos fueron vigilados durante varios días hasta su detención en dos casos diferentes. La DGSI recibió una información el pasado 5 de abril, donde le informaban que podría pasar a la acción. Al comenzar a investigar al joven, nacido en julio de 1987, se descubrió la existencia de un segundo hombre, nacido en julio de 1993.

Según el diario Le Parisien, fue recién el 12 de abril que los investigadores de la seguridad antiterrorista francesa descubrieron que los dos hombres estaban vinculados y eran conocidos por los servicios de inteligencia por su radicalización. Uno ya había sido condenado por violencia y robo. El otro estaba asignado a residencia desde el 2016 pero había desaparecido. Usaba un nombre checheno en las redes sociales y se postulaba como candidato a la guerra santa o jihad.

Seis días atrás, cuatro candidatos presidenciales fueron informados que “un atentado inminente” contra uno de ellos se preparaba. Creían que el objetivo podría ser Fillon o Emmanuel Macron pero la seguridad de todos fue reforzada. Tanto Jean Luc Melénchon como Marine Le Pen, del Frente Nacional, recibieron protección especial. Con tiradores de elite en actos públicos, desminadores en el terreno donde hacían los actos, perros detectores de explosivos y riguroso control de cámaras y grabadores de la prensa y cacheo de los manifestantes que asistían a los actos.

En el acto de Jean Luc Melénchon en el viejo puerto de Marsella, se cerró todo el área y se prohibió la circulación de vehículos en una amplia zona por temor a un atentado similar al de Niza o Berlín. Los camiones que trasladaban los equipos para el acto eran custodiados por la policía. En la demostración de fuerza de Emmanuel Macron, candidato presidencial de En Marcha y uno de los favoritos para ganar el balotaje, se blindó el estado con seguridad sin precedentes. Cada uno de los asistentes fue palpado de armas y debía contar con una invitación, tras dejar sus datos e identidad en un e-mail dirigido al movimiento En Marcha.

Francia se encuentra en alerta atentado y bajo estado de emergencia.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios